S&P confirma el rating de Francia y lo mantiene en perspectiva negativa

La Galería de los Espejos - Palacio de Versalles, Francia

Hall of Mirrors | Dennis Jarvis

La agencia de calificación Standard & Poor’s ha confirmado el rating ‘AA/A-1+’ de Francia, al considerar que su economía y sus instituciones permanecen “fuertes”, aunque lo mantiene en perspectiva ‘negativa’ ante la posibilidad de reducirlo este año o el próximo si el Gobierno se desvía negativamente de la senda fiscal prevista.

Standard & Poor’s estima probable que el Gobierno de François Hollande siga cumplimentando de forma progresiva tanto reformas económicas como su agenda fiscal, aunque reconoce que ve riesgos en su implementación.

A juicio de la agencia, la calificación de Francia sigue respaldada por su visión de un país con instituciones fuertes y mano de obra cualificada, lo que combinado se ha traducido en una economía “rica y productiva”.

También considera que los ahorros del sector privado, junto con la deuda relativamente baja de los hogares, apoyan la solvencia de Francia. Además, estima que el sector financiero está capitalizado de manera adecuada y bien regulado.

En su opinión, la recuperación gradual cíclica de la economía y las reformas permitirán que el PIB francés aumente un 1,1% en 2014 y un 1,5% en el periodo comprendido entre 2016 y 2018, lo que supera el crecimiento medio del 1% registrado entre 2010 y 2014.

En esta línea, cree que la mejora de su comportamiento económico contribuye al ajuste fiscal del Gobierno y prevé que cumpla su objetivo de reducir el déficit por debajo del 3% en 2017. Además, un dato fiscal más positivo de lo esperado en 2014 puede llevar a un menor ajuste entre 2015 y 2018.

Respecto a la perspectiva ‘negativa’ explica que el desvío de la senda fiscal que puede llevar a una rebaja del rating podría venir de la incapacidad del Gobierno de cumplir con su programa, de un menor crecimiento por unas reformas ineficaces o un entorno exterior más débil o de unos efectos negativos de la baja inflación mayores de lo previsto.

Por el contrario, la agencia apunta que podría revisar la perspectiva a ‘estable’ si el Gobierno alcanza sus objetivos fiscales y continúa aplicando reformas que fortalezcan la economía.