S&P cree que el riesgo de contagio de un ‘Grexit’ puede ser “controlable”

Fan griego

Greek fan| Klearchos Kapoutsis

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s (S&P) ha señalado este jueves que el riesgo de contagio financiero de una posible salida de Grecia del euro, conocido como ‘Grexit’, debería ser “controlable”, pero podría tener consecuencias a largo plazo que son difíciles de prever.

S&P cree que la probabilidad de Grecia abandone la unión monetaria se ha incrementado al 50% después de la decisión del Gobierno griego de rechazar la propuesta de sus acreedores y convocar un referéndum sobre las mismas.

En un nuevo informe titulado ‘El impacto crediticio de un Grexit’, la agencia examina las consecuencias que tendría la salida de Grecia en la economía europea, los bancos, las aseguradoras, las empresas y los productos financieros estructurados.

En lo económico, cree que el impacto en el resto de la eurozona debería ser en parte contenido, aunque también podría dañar inicialmente a los mercados de capitales, provocando un repunte en los diferenciales, especialmente de las economías de la periferia considerabas más vulnerables.

En esta línea, agregó que un ‘Grexit’ no tendría impacto negativo inmediato en los ratings de otros países dada la robusta arquitectura de apoyo financiero que existe actualmente en la eurozona y la “marcada reducción” de los vínculos financieros entre Grecia y el resto de países de la unión monetaria.

Por otro lado, apunta que la salida de Grecia empeoraría la “ya desesperada situación” de las entidades helenas, pero su impacto en bancos y aseguradoras extranjeros sería limitado y probablemente no tendría consecuencias en sus ratings.

En el caso de las empresas griegas no financieras, apunta que, aunque han reducido su exposición al país en los últimos años, la salida de Grecia incrementa los riesgos para sus ratings. En cambio, añade que las operaciones financieras estructuradas sufrirán en general “un grave impacto”.

“Todo esto nos lleva a pensar que el riesgo de un contagio financiero de un ‘Grexit’ debería ser controlable”, afirma el analista de crédito de Standard & Poor’s, Lapo Guadagnuolo.

Riesgo de fragmentación financiera

“No obstante, si Grecia abandona la divisa única, la permanencia de la unión monetaria habrá demostrado ser falsa y esto podría generar dudas sobre las bases que respaldan más de dos décadas de política económica. Esto podría tener consecuencias a largo plazo difíciles de prever”, subraya.

En esto contexto, admite que un ‘Grexit’ sería un evento tan excepcional que no se puede descartar un escenario que lleve a un “grave contagio” y dañe a largo plazo la cohesión política. Además, puede llevar a una renovada fragmentación financiera en la región con implicaciones negativas en la solvencia.