Yanis VAROUFAKIS

Yanis VAROUFAKIS | EU Council Eurozone

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, ha admitido este lunes que la liquidez es un “problema terriblemente urgente” para el Gobierno de Syriza y ha reclamado un acuerdo con la troika que permita desbloquear el último tramo de 7.200 millones del rescate como muy tarde “en un par de semanas”.

“Seré franco. La cuestión de la liquidez es un problema terriblemente urgente. Lo sabe todo el mundo. No nos escondamos y pretendamos lo contrario”, ha dicho Varoufakis en rueda de prensa al término de la reunión del Eurogrupo. “Desde la perspectiva de los plazos a los que nos enfrentamos, estamos hablando del próximo par de semanas”, ha avisado.

El ministro de Finanzas heleno ha sostenido que en las últimas semanas ha habido una “convergencia considerable” entre Atenas y la troika sobre el plan de reformas exigido a cambio de la ayuda, “sobre todo por los grandes esfuerzos y las importantes concesiones de nuestro Gobierno durante las negociaciones”. “Desafortunadamente, todavía no se ha alcanzado un acuerdo”, ha lamentado.

“La búsqueda de un acuerdo que resuelva la crisis de seis años de la economía social griega continúa. el acuerdo se está acercando y las instituciones, nuestros socios y los representantes de Gobierno griego continúan buscando esta solución en muy buen espíritu”, ha asegurado Varoufakis.

El ministro de Finanzas heleno ha reconocido que un referéndum sobre las reformas exigidas por la troika es una “herramienta disponible” para su Gobierno y para el primer ministro, Alexis Tsipras, pero ha afirmado que “en este momento no está en el radar”.