13 julio, 2014
Patrick Hernandez en una entrevista en 2009

El músico que lleva 35 años cobrando hasta 1.500 euros por día por una sola canción

Muchos jóvenes sueñan con ser estrellas de la música, componer éxitos que todos canten hasta el cansancio, llenar estadios al dar conciertos y aparecer en lo medios de comunicación. Algunos lo logran, muchos no, pero hay un tercer grupo, los one hit wonder. Aquellos que un día interpretaron los gustos de las masas y cuyo nombre está asociado a sólo una canción. Es el caso de Patrick Hernandez, músico francés de padre español y madre italo-austríaca que 35 años atrás compuso y editó Born to be alive. El tema se escuchó en las radios de todo el mundo y lo sigue haciendo. El galo no volvió componer un sólo éxito más. Pero vivió su breve momento de fama internacional. Lo que duró más que un instante, y sigue durando son las ganancias por aquella canción.