ACS gana 407 millones, un 3,1% más, impulsado por el negocio internacional

ACS

ACS | Europa Press

ACS obtuvo un beneficio neto de 407 millones de euros en el primer semestre del año, lo que arroja un incremento del 3,1% respecto al mismo periodo de 2014, impulsado por la actividad internacional del grupo.

La compañía que preside Florentino Pérez obtuvo el 81,6% del total de sus ingresos de los negocios de construcción, concesiones y servicios que desarrolla en el exterior. Norteamérica figura como su primer mercado, dado que generó el 37% de su facturación.

La cifra e negocio total de ACS creció un 5,2% entre los pasados meses de enero y junio, hasta sumar 17.860 millones de euros, y el beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 1.315 millones, con una progresión del 10,3%.

El grupo atribuye este resultado al “buen comportamiento” de todos sus negocios, “apoyados por la positiva evolución del tipo de cambio de divisas”.

En el capítulo financiero, la compañía recortó un 39,6% (en 2.300 millones de euros) su endeudamiento en el último año, de forma que a cierre de junio se situaba en 3.508 millones de euros.

Esta disminución del pasivo es fruto de la estrategia de venta de activos no estratégicos y reestructuración de deuda que lleva a cabo el grupo y sus principales filiales (Hochtief y Cimic), y de la salida a Bolsa de Saeta, su filial de energías renovables.

Tras este recorte, que alcanza el 64% en el conjunto de los últimos cuatro años (desde 2011, cuando el pasivo rozaba los 10.000 millones), ACS presenta un ratio de endeudamiento equivalente a 1,3 veces su Ebitda anual.

Caída de la construcción en España

En el plano operativo, y por áreas de negocio, la tradicional actividad constructora se mantiene como primera fuente de ingresos de la compañía. En el primer semestre aportó 12.756 millones de euros, el 71% del total y un 2,1% más.

Esta división logra así crecer a pesar a la “significativa” caída del 16% que se anota en España, “fruto de la baja ejecución del Presupuesto del Estado para 2015”.

En la actualidad, el mercado doméstico apenas supone el 5% del negocio constructor de ACS y el 6,4% de la cartera de contratos pendientes de acometer.

A cierre de junio, esta cartera sumaba proyectos por un importe total de 48.486 millones de euros, un 11% más, centrados fundamentalmente en Norteamérica y Australia.

De su lado, la rama de servicios medioambientales es la que más creció, un 84%, impulsada por la consolidación de la filial Clece, mientras que, por contra, la división industrial se contrajo un 2,7% por la escisión del negocio de renovables al ‘yieldco’ Saeta.