BBVA reduce su beneficio en un 37,3% hasta los 1.929 millones por carecer de plusvalías

Ángel Cano y Francisco González. | BBVA

Ángel Cano y Francisco González. | BBVA

BBVA obtuvo un beneficio atribuido de 1.929 millones de euros entre enero y septiembre, un 37,3% menos que en el mismo periodo de 2013, cuando contabilizó plusvalías por la venta de activos no estratégicos. Sin tener en cuenta las operaciones corporativas, el beneficio después de impuestos de operaciones continuadas creció un 43,2% en términos interanuales, hasta 2.277 millones de euros.

“El crecimiento de los ingresos refleja la fortaleza de nuestro modelo de negocio”, señaló el consejero delegado de BBVA, Ángel Cano. “Esa misma fortaleza y nuestro nivel de solvencia han destacado entre la gran banca europea en las pruebas más exigentes hechas hasta la fecha al sector financiero europeo”.

El margen de intereses del Grupo BBVA entre julio y septiembre fue el más elevado desde 2012, 3.830 millones de euros (+7,8% interanual), y aumentó en todas las áreas de negocio respecto a un año antes.

Aislando el efecto de los tipos de cambio, el margen de intereses más las comisiones alcanzaron 4.886 millones de euros (+15,7% interanual). El margen bruto del tercer trimestre avanzó un 7,8% respecto al del mismo periodo del año anterior, hasta situarse en 5.160 millones de euros. Como es habitual, el banco ha continuado con su estrategia de costes diferenciada por regiones: contuvo los gastos en los países desarrollados, mientras que apoyó la expansión en los mercados emergentes. Como resultado, el margen neto generó 2.418 millones de euros en el trimestre (+10,9%).

En el tercer trimestre, BBVA destinó 1.245 millones de euros a saneamientos crediticios e inmobiliarios, en línea con los dos trimestres anteriores y claramente por debajo de los niveles registrados en 2013 (1.662 millones de euros de media al trimestre) y 2012 (2.357 millones de euros de media al trimestre).

Los indicadores de riesgo mantuvieron la senda positiva de los últimos meses. Por tercer trimestre consecutivo mejoró la tasa de mora, hasta situarse en el 4,3%, con una cobertura del 64%, ambas sin incluir la actividad inmobiliaria. Teniendo en cuenta todas las carteras, la tasa de mora se situó en el 6,1%, 28 puntos básicos menos que a 30 de junio. La cobertura total se incrementó hasta llegar al 63%. Además, el saldo de dudosos se redujo un 7,9% respecto a la cifra de finales de septiembre de 2013, a tipos de cambio corrientes.

Como estaba previsto, BBVA superó las pruebas de resistencia del BCE. Según las mismas, BBVA alcanzaría en diciembre de 2016 un nivel de capital CET 1 del 9,0% en el escenario adverso, muy por encima del mínimo exigido (5,5%). Tal resultado supone superar la prueba por una diferencia de 13.223 millones de euros. Según las plantillas publicadas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), BBVA alcanzaría un nivel de capital CET 1 fully loaded del 8,2% en 2016 en el escenario adverso y es uno de los tres grandes bancos europeos que supera el umbral del 8% en el ejercicio.

Asimismo, el capital de máxima calidad a cierre de septiembre de 2014 presentó una ratio del 11,7%. Bajo el criterio fully-loaded la ratio sería del 10,1%.

Respecto a la actividad, el crédito bruto a la clientela (361.084 millones de euros, +1,1% interanual) mantuvo un nivel similar al de un año antes. En España y en los negocios mayoristas de Eurasia, el saldo total continuó descendiendo, aunque a menor ritmo. En cambio, el crédito creció a tasas interanuales de doble dígito en América del Sur, México, Turquía y Estados Unidos. Por su parte, los depósitos de la clientela (329.610 millones de euros, +8,5% interanual) continuaron creciendo en todas las geografías donde BBVA opera.