Colonial paga un préstamo sindicado de 1.040 millones y recorta 40% su deuda finaciera

Colonial

Colonial | Europa Press

Colonial ha amortizado íntegramente y de forma anticipada un préstamo sindicado de 1.040 millones de euros, según informó la inmobiliaria participada por el Grupo Villar Mir.

La compañía ha liquidado esta deuda con el capital levantado con la emisión de bonos de 1.250 millones de euros que colocó el pasado 27 de de mayo y que ha quedado suscrita este viernes.

De esta forma, Colonial ha reestructurado su pasivo, de forma que su deuda financiera neta se ha reducido en un 40% y ha quedado situada en unos 1.525 millones de euros. La diferencia se ha convertido en títulos de deuda con vencimientos a cuatro y ocho años.

La inmobiliaria patrimonialista ha suscrito la emisión con la que se estrenó en el mercado de capitales a finales de mayo, que colocó en dos tramos, un tramo por importe de 750 millones de euros, a un plazo de amortización de cuatro años y a tipo de interés del 1,86%, y un segundo de 500 millones, con vencimiento a ocho años y un coste del 2,73%.

En paralelo a la suscripción de la emisión de bonos y la consecuente reestructuración del pasivo, Standard & Poor’s (S&P) ha confirmado la calificación crediticia de ‘BBB-‘ que asignó a la inmobiliaria con motivo de la operación, según notificó Colonial a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Con el cierre de esta operación, Colonial, además de reorganizar su pasivo, se convierte en la primera inmobiliaria española tanto en lanzar una emisión de títulos de deuda como en lograr rating de una agencia de calificación.

Acelerar el crecimiento

Colonial ha culminado además esta operación mientras aborda su nueva etapa de crecimiento y expansión, centrada en los mercados de alquiler de oficinas de Madrid, Barcelona y París.

En este sentido, la empresa considera que la reestructuración de deuda le permitirá “acelerar” su estrategia de crecimiento. La inmobiliaria considera que, tras la reestructuración, no sólo cuenta con los mejores activos, sino también con el mejor perfil de deuda.

Colonial cuenta con una cartera de patrimonio integrada por edificios de oficinas en alquiler en las zonas ‘prime’ de París, Barcelona y Madrid, que suman casi un millón de metros cuadrados de superficie.