El consejo de Santander acuerda ampliar capital por 7.500 millones para elevar su ratio ‘fully loaded’

logo-santanderEl consejo de administración de Banco Santander ha acordado ampliar capital por hasta 7.500 millones de euros con la intención de reforzarse y elevar su ratio de capital ‘fully loaded’ hasta cerca del 10%, lo que le situaría entre los bancos con mayor fortaleza de capital a nivel internacional.

En la última presentación de resultados ya se había deslizado que el ratio de capital ‘fully loaded’ de finales de 2014 sería algo inferior al previsto. Además, la entidad buscará ganar cuota de mercado de forma orgánica en los países en los que está presente, en un momento en el que ciclo económico está cambiando. El consejo también ha aprobado la vuelva al dividendo en efectivo.

Según ha comunicado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), está previsto que en esta operación se emitan hasta 1.258,4 millones de acciones, lo que supone un 9,9% del capital social del banco.

La ampliación se llevará a cabo mediante una colocación privada acelerada dirigida a inversores cualificados en la que Goldman Sachs y UBS actuarán como colocadores. El precio de suscripción se fijará mañana a través de un proceso de prospección de demanda.

Está previsto que las nuevas acciones comiencen a cotizar el 13 de enero, con el fin de beneficiarse del ‘dividendo elección’ de enero/febrero.

El banco explica que este reforzamiento de capital le permitirá acompañar el crecimiento de las economías donde está presente. En este sentido, indica que la previsión de crecimiento económico en los mercados en los que opera la entidad confirma un cambio de ciclo.

Así, se estima que en 2016 las economías de la zona euro (España, Portugal y Alemania) crezcan cerca de un 2%; Brasil, Reino Unido, Estados Unidos, Polonia y Argentina, alrededor del 3%, y México y Chile, por encima del 4%.

“Por tanto, reforzar el capital ahora permitirá al banco aprovechar las oportunidades de crecimiento orgánico, aumentando el crédito y la cuota de mercado en los mercados clave“, ha subrayado la entidad.

“Tenemos confianza en la mejora de la economía en todos los mercados donde estamos presentes y en el potencial del banco para crecer orgánicamente, aumentar el crédito y seguir apoyando a nuestros clientes, tanto particulares como empresas”, ha dicho la presidenta de la entidad, Ana Patricia Botín.

Esta operación, como decíamos, permitirá a la entidad elevar su ratio de capital ‘fully loaded’ hasta cerca del 10%, lo que le situaría entre los bancos con mayor fortaleza de capital a nivel internacional.

En la última presentación de resultados, el exconsejero delegado de Banco Santander Javier Marín aseguró que el ratio de capital ‘fully loaded’ de finales de 2014 sería algo inferior al previsto en un principio, con una proyección de entre el 8,5% y el 8,6%, frente al 9% previsto inicialmente.

Una vez que se haya llevado a cabo la ampliación de capital, el banco pretende reformular su política de dividendos volviendo a pagar en efectivo la mayor parte del mismo. La propuesta aprobada por el consejo consiste en ofrecer un ‘scrip dividend’ y tres dividendos en efectivo de 0,05 euros cada uno con carga a los resultados de 2015.

Esta cifra supone reducir la retribución al accionista un 66% en comparación con la ofrecida en la actualidad, fijada en 0,152 euros. En este caso, todos los dividendos que ha ofrecido el banco a cargo de los resultados de 2014 han sido ‘scrip dividend’.

Santander ha explicado que el actual ‘Dividendo elección’ ha facilitado a la entidad recapitalizarse en tiempos de crisis al ritmo de las exigencias regulatorias, al tiempo que ha permitido a los accionistas optar por recibir su retribución en acciones o en efectivo.

Sin embargo, apunta que ante la mejora del escenario de crecimiento económico y el cambio de normativa fiscal -que empeora el tratamiento impositivo de percibir el dividendo en formato ‘scrip’- la intención del consejo es que la retribución con cargo al resultado de 2015 sea de 0,2 euros por acción en cuatro pagos: tres en efectivo y otro en acciones o efectivo, a elección del accionista.

El banco que preside Ana Botín ha precisado que en los próximos ejercicios la evolución del dividendo será acorde al crecimiento de los resultados, con el objetivo de que la remuneración en efectivo (pay-out) represente entre el 30% y el 40% del beneficio recurrente, en lugar del 20% actual. Esta operación es positiva para los accionistas, ya que se estima que mejore el beneficio por acción (BPA) desde 2016.

En este punto, la entidad ha subrayado que el impacto en el beneficio por acción será “marginalmente dilutivo” en 2015 y “ligeramente positivo desde 2016.