Carlos Slim hace efectiva la suscripción y ya es el principal accionista de FCC

Carlos Slim. │ Violaine Martin/UN

Carlos Slim. │ Violaine Martin/UN

Carlos Slim ha hecho efectiva la suscripción de la ampliación de capital de FCC. Así lo ha informado la compañía en la mañana de este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores a través de un hecho relevante. La operación consiste en la adquisición de 66.794.810 nuevas acciones. Ya es el principal accionista del grupo.

Control Empresarial de Capitales, propiedad de Slim, “ha efectuado la suscripción y desembolso por un total de 66.794.810 nuevas acciones de FCC correspondientes a los 63.688.075 derechos de suscripción preferente” adquiridos a B1998 y Azate, ambas propiedad de Koplowitz. Así, se lee en el documento remitido al órgano de control.

De esta forma, Carlos Slim ya es oficialmente el primer accionista de FCC con el 25,6% del grupo. Según el acuerdo entre el magnate mexicano y la anterior principal accionista, Esther Koplwitz, ambos contarán con cuatro puestos en el Consejo de Administración.

El empresario desembolsa 9,75 euros por cada acción. El precio surge del valor de los derechos de suscripción -que le compra a Koplowitz y que ascienden a 150 millones- sumado al precio de suscripción de las acciones recién emitidas -501 millones- que da un total de 651 millones de euros.

La llegada de Slim a FCC se ha materializado por la necesidad de la compañía de ampliar capital más la necesidad de Koplowitz de saldar deudas con la banca. Tras cerrar el acuerdo en noviembre el multimillonario mexicano ha querido manifestar su “confianza en el futuro de España y de FCC” y también ha expresado su “aprecio y agradecimiento a Esther Koplowitz por su confianza”.

Ambas partes están comprometidas a no vender acciones de FCC, aunque en realidad tienen posibilidad de desprenderse de hasta un 15% de sus papeles. Tampoco pueden adquirir títulos más allá del 29,99%. En 2020 Slim podría lanzar una OPA.

El acuerdo le permite a Koplowitz cumplir el term sheet con los bancos acreedores. Estos accedían a refinanciar la deuda personal de la empresaria en condiciones favorables. Ella, a cambio, se comprometía a hacerse de liquidez vendiendo los derechos de suscripción para la ampliación de capital, y así pagar un importante tramo de la deuda. Su incumplimiento habilitaría a las entidades a ejecutar las garantías, que no son otras que las acciones de FCC.

Por otro lado, la entrada de Slim ha sido vital para el éxito de la ampliación de capital. FCC tiene un patrimonio neto negativo de 500 millones de euros, una situación insostenible en el tiempo. La ampliación busca tapar este agujero.

Con esta operación FCC se asegura el éxito de la ampliación, la amortización de una parte de su deuda que acarreaba altos intereses, la recapitalización, y además el respaldo de uno de los empresarios más poderosos y el segundo hombre más rico del mundo, sólo por detrás de Bill Gates, también accionista de FCC con el 5,7%.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.