Endesa

Endesa | Maciej Janiec

Endesa obtuvo un beneficio neto de 3.337 millones de euros en 2014, lo que supone un aumento del 77,6% respecto al ejercicio anterior, según ha informado este miércoles la eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Dicho resultado incluye la plusvalía neta generada por la venta de su negocio en Latinoamérica a Enel por 1.764 millones de euros, así como el resultado neto de 623 millones de euros generado por dicho negocio hasta el momento de la transacción.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Endesa fue de 3.090 millones de euros, con una caída del 3,9%, mientras que su resultado neto de explotación (Ebit) descendió un 8,9% en 2014, hasta los 1.472 millones de euros.

Según la eléctrica, la buena evolución del negocio liberalizado de electricidad y gas y las mejoras operativas permitieron un incremento del 0,7% en el margen de contribución del negocio, a pesar de haber soportado en 2014 el coste de 102 millones de euros del bono social frente al ingreso de 102 millones de euros registrado en 2013 por la recuperación del bono social desembolsado en años anteriores.

La compañía ha destacado que el aumento del margen de contribución y el hecho de que los costes fijos sólo hayan aumentado en 175 millones de euros a pesar de incorporar una provisión de 349 millones de euros para la optimización de plantilla, mitigan en parte la caída del Ebitda.

En 2014, las inversiones brutas de Endesa se situaron en 2.178 millones de euros (2.616 millones de euros en 2013), de las cuales 1.951 millones de euros corresponden a inversiones materiales, inmateriales e inversiones inmobiliarias, y los 227 millones de euros restantes a inversiones financieras.

Dicho importe incluye 765 millones de euros correspondientes a inversiones brutas realizadas por el Negocio de Latinoamérica hasta el 31 de julio de 2014.

Por su parte, el beneficio neto del negocio de Endesa en España y Portugal alcanzó los 950 millones de euros, un 19,2% inferior al de 2013.

El negocio de España y Portugal invirtió 788 millones de euros netos en 2014, en línea con lo anunciado en el plan industrial presentado a los mercados en octubre de 2014.

Por su parte, el resultado neto del negocio de Latinoamérica aporta 623 millones de euros hasta la fecha de la venta del negocio a Enel Iberoamérica, el 23 de octubre.

Dividendos

De acuerdo a la política de dividendos aprobada en octubre de 2014, el dividendo ordinario que se acuerde repartir con cargo al ejercicio 2015 será, al menos, un 5% superior al dividendo por acción ordinario con cargo al ejercicio 2014 y, a su vez, el dividendo por acción que se acuerde repartir con cargo al ejercicio 2016 será, al menos, un 5% superior al dividendo por acción ordinario con cargo al ejercicio 2015.

La compañía tiene intención de distribuir como dividendo en 2015 el 100% del resultado neto atribuible a la sociedad dominante que resulte de las cuentas anuales consolidadas, en caso de que dicho importe sea superior al que resultaría de aplicar el crecimiento mínimo del 5% en el dividendo ordinario establecido en la política de dividendos para el período 2014-2016, siempre y cuando se den las condiciones necesarias para hacerlo.

A 31 de diciembre de 2014, la deuda financiera neta de Endesa se situó en 5.420 millones de euros, con un incremento de 1.083 millones de euros respecto de la existente a 31 de diciembre de 2013.

La eléctrica ha achacado este aumento, fundamentalmente, al re-apalancamiento de la sociedad después de la operación de venta del negocio en Latinoamérica a Enel, a los pagos de dividendos efectuados durante el ejercicio 2014 y a pesar del cobro de la monetización del déficit correspondiente a 2013.

A 31 de diciembre de 2014 existe un derecho de cobro acumulado de 1.173 millones de euros por diversas partidas reconocidas en la regulación eléctrica española: 21 millones de euros correspondientes al déficit de ingresos de las actividades reguladas anterior al 31 de diciembre de 2013, 445 millones de euros relativos al déficit generado en 2014 en el negocio peninsular por desviaciones transitorias conforme a la aplicación del nuevo mecanismo de financiación del déficit establecido por la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, y 707 millones de euros correspondientes a las compensaciones de la actividad de producción en los Territorios No Peninsulares.

Si se descuentan dichos importes, la deuda financiera neta de Endesa a 31 de diciembre de 2014 se sitúa en 4.247 millones de euros.