Goldman Sachs reduce su beneficio un 53,1% en el segundo trimestre

Lloyd Blankfein

Lloyd Blankfein | Fortune Live Media

El banco estadounidense Goldman Sachs obtuvo en el segundo trimestre de 2015 un beneficio atribuido de 916 millones de dólares (843 millones de euros), lo que supone un 53,1% menos que los 1.953 millones de dólares (1.797 millones de euros) que ganó en el mismo periodo de 2014, según informó la entidad en un comunicado.

La entidad de Wall Street explicó que los resultados del segundo trimestre se han visto afectado de forma negativa por una provisión neta de 1.450 millones de dólares (1.334 millones de euros) por cuestiones regulatorias y procesos judiciales relacionados con hipotecas.

La cifra de negocio neta de Goldman Sachs alcanzó entre abril y junio los 9.069 millones de dólares (8.345 millones de euros), un 0,6% menos que los 9.125 millones de dólares (8.396 millones de euros) que ingresó en el segundo trimestre del ejercicio anterior.

Por divisiones, la facturación de su unidad de banca de inversión aumentó un 13% y la de su negocio de gestión de inversiones un 14%. Por el contrario, la cifra de negocio de su división de inversiones y préstamos descendió un 13% y la del servicio de clientes institucionales descendió un 6%.

En los seis primeros meses del año, Goldman Sachs obtuvo un beneficio atribuido de 3.664 millones de dólares (3.371 millones de euros), un 6,1% menos que en el mismo periodo del año pasado, mientras que su cifra de negocio alcanzó los 19.686 millones de dólares (18.113 millones de euros), un 6,7% más.

El presidente y consejero delegado de Goldman Sachs, Lloyd C. Blankfein, se mostró encantado con los resultados del segundo trimestre, en el que, a pesar de que la incertidumbre en la Unión Europea (UE) está pesando en el nivel de convicción de los inversores, muchos de sus negocios siguieron beneficiándose de unas condiciones económicas “en general mejores” y una “saludable actividad de clientes”.