Koplowitz cede el control de FCC para lograr que Slim entre como accionista

Carlos Slim. │ Violaine Martin/UN

Carlos Slim. │ Violaine Martin/UN

El multimillonario Carlos Slim será el principal accionista de FCC. El mexicano se quedará con el 25% del capital social en lugar del estadounidense George Soros, quien había estado cerca de acordar. La hasta ahora accionista mayoritaria, Esther Koplowitz, pasará de un 50% a menos del 25%, perdiendo el control de la compañía. Pero a cambio podrá hacer frente a su deuda con BBVA y Bankia. Así quedaría finalmente destrabada la ampliación de capital por mil millones de euros.

El acuerdo es similar en la mecánica al que Koplowitz había alcanzado con Soros, y que finalmente se cayó. Slim se habría comprometido a comprar la totalidad de los derechos de suscripción de Koplowitz. La radical diferencia es que en este esquema ella no mantendrá el control sino que se lo quedará el nuevo accionista.

Si no hay más sorpresas Koplowitz podrá respirar aliviada, ya que tiene firmado un term sheet con los bancos acreedores. Estos accedían a refinanciar la deuda personal de la empresaria en condiciones favorables. Ella, a cambio, se comprometía a hacerse de liquidez vendiendo los derechos de suscripción para la ampliación de capital. Su incumplimiento habilitaría a las entidades a ejecutar las garantías, que no son otras que las acciones de FCC.

Por otro lado, la entrada de Slim es vital para el éxito de la ampliación de capital. FCC tiene un patrimonio neto negativo de 500 millones de euros, una situación insostenible en el tiempo. La ampliación busca tapar este agujero.

Con esta operación FCC se asegura el éxito de la ampliación, la amortización de una parte de su deuda que acarreaba altos intereses, la recapitalización, y además el respaldo de uno de los empresarios más poderosos y el segundo hombre más rico del mundo, sólo por detrás de Bill Gates, también accionista de FCC con el 5,7%.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.