Las acciones de Abengoa prosiguen su caída libre y se dejan más de un 16%

Abengoa

Visita a planta de Abengoa | Ministerio Bienes Nacionales

Las acciones de Abengoa proseguían su caída libre en Bolsa, tras dejarse ayer más de un 30% tras anunciar que ampliará capital en 650 millones para reducir deuda y complementar su plan de ventas de activos, y se dejaban en la sesión de hoy más de un 16%.

En concreto, los títulos del grupo de tecnología y energías renovables cedían a las 10.15 horas un 16,11%, para retroceder hasta los 1,187 euros.

Este desplome en las acciones de Abengoa ahonda aún más en los sufridos desde finales del mes de julio, cuando anunció que unificaría las mismas garantías de su deuda para frenar la especulación sobre ella. Los títulos de Abengoa tocaron los 2,8 euros el pasado 20 de julio y desde entonces han perdido casi un 60% de su valor en Bolsa.

Este lunes, el consejo de administración ha aprobado por unanimidad proponer en una junta general extraordinaria la aprobación de una ampliación de capital con derechos de suscripción preferente por un importe de 650 millones de euros para complementar su estrategia de nuevas ventas de activos.

Los fondos serán utilizados para reducir deuda corporativa en 300 millones de euros y para fortalecer sus fondos propios, según ha anunciado la compañía.

El accionista mayoritario de Abengoa, Inversión Corporativa, ha manifestado que participará en la ampliación de capital con nuevos fondos.

Nuevo plan de inversiones

Adicionalmente, Abengoa ha lanzado un nuevo plan de desinversiones por un total de 500 millones de euros, que incluyen los 400 millones ya anunciados el pasado viernes 31 de julio, así como desinversiones adicionales de activos de bioenergía. La compañía espera recibir todos los fondos derivados de este plan gradualmente hasta el primer trimestre de 2016.

Asimismo, ha subrayado que el aumento de capital y el plan de desinversiones son “plenamente consistentes” con su estrategia, centrada en mantener y continuar desarrollando su plan 3.0 con menores requerimientos de inversión, adoptar cuantas acciones sean necesarias para reducir su coste financiero y reafirmar su compromiso de mejorar su rating.

Estas nuevas acciones son una respuesta directa al mayor ‘capex’ en 2015 dada la financiación sustancialmente inferior que se espera en las líneas de transmisión brasileñas.

El consejo de administración se reunirá este lunes para revisar y someter a aprobación un plan estratégico revisado que incluirá objetivos anuales de flujos de caja, así como límites máximos de inversiones en ‘capex’ para los próximos años, que permitan obtener un rating de BB- a finales de 2016.