Las nuevas acciones de la ampliación de capital de Banco Santander cotizarán este martes

Ana-Botin-y-Zago-en-encuentro

Las nuevas acciones de Banco Santander emitidas en el marco de la ampliación de capital de 7.500 millones de euros iniciarán su contratación ordinaria en la Bolsa a partir de este martes, 13 de enero, un día después de su admisión a negociación.

En concreto, cotizarán unos 1.213,6 millones de nuevos títulos, que representan un 9,6% del capital social del banco presidido por Ana Botín antes de la operación y un 8,8% tras la ampliación.

Las acciones de Banco Santander, suspendidas el pasado jueves cuando marcaban un precio de 6,85 euros, sufrieron un desplome del 14% en la primera sesión tras el anuncio de la operación y la reorientación de la política de dividendos. Así pues, los títulos cerraron la última sesión en Bolsa en 5,89 euros, por debajo de los 6,18 euros del tipo de emisión de las nuevas acciones.

El consejo de administración de Banco Santander aprobó la operación con la intención de reforzar la entidad y ganar cuota de mercado de forma orgánica. La entidad espera que esta operación le permita elevar su ratio de capitalfully loaded‘ hasta cerca del 10%, lo que le situaría entre los bancos con mayor fortaleza de capital a nivel internacional.

Precisamente, la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, justificó la ampliación de capital para “crecer más y más rápido”, ante el “cambio” de la situación económica mundial y que en España se manifiesta con un cambio de ciclo “claro”.

Botín expresaba con esta rotundidad la explicación de la operación en una carta remitida a los empleados de la entidad el pasado jueves. “Empezamos el año 2015 con entusiasmo. Nunca hemos estado mejor. Nos enfrentamos a grandes retos, pero estoy segura de que con el esfuerzo de todos vamos a construir juntos un banco aún mejor”, enfatizaba en la misiva.

CRECER SIN COMPRAS EN EL MEDIO PLAZO

La entidad descartó que esta operación se vincule a cualquier tipo de compra inorgánica y reafirmó que prevé reforzarse para un incremento del 6% de los activos ponderados por riesgo, que espera alcanzar en un año y para lo que se requieren unos 3.500 millones de euros.

Además, Banco Santander pasará a distribuir tres dividendos en efectivo y un ‘scrip dividend‘ con cargo al ejercicio 2015 por alrededor cinco céntimos de euro cada uno (0,20 euros en total).

RECORTE DEL DIVIDENDO

Pese a recuperar tres dividendos en efectivo, el banco que preside Ana Botín reducirá el importe total de la retribución al accionista un 66,6%, desde los 0,60 euros que repartirá en total con cargo a los resultados de 2014. De hecho, el último dividendo con cargo a 2014 se abonará el próximo 2 de febrero por valor de 0,15 euros.

Además, la entidad anunció que prevé cerrar 2014 con un beneficio neto atribuido de aproximadamente 5.800 millones de euros, lo que supone un incremento ligeramente superior al 30% sobre el beneficio neto atribuido del ejercicio 2013.