E.ON vende a Macquarie y Kia su negocio en España y Portugal por 2.500 millones

Johannes Teyssen habla a los accionistas de E.ON en Essen. │ Christian Schlüter/E.ON

Johannes Teyssen habla a los accionistas de E.ON en Essen. │ Christian Schlüter/E.ON

El consejo de E.ON ha decidido este domingo la venta de su negocio en España y Portugal al fondo australiano Macquarie. La operación se ha estipulado en 2.500 millones de euros. Pero los oceánicos no están solos en su primera gran aventura ibérica ya que cuentan como socios al fondo soberano kuwaití Kia, que vuelve a pisar suelo español después de haber tenido mucho juego en las inversiones en el país en la década del ’80.

Esta venta es la mayor que realiza la eléctrica alemana desde que se desprendiera de su negocio en Reino Unido por más de 4.400 millones en el año 2011.

Resta conocer qué parte de la operación definida durante este fin de semana corresponde a deuda. Lo que sí trascendió es que la parte vendedora pretendía llegar a percibir 3.000 millones.

Los australianos prácticamente no tienen inversiones en España, apenas dos proyectos de poca envergadura. La operación la instrumentarán a través de Macquarie Infraestructure Fund (MEIF4).

Por su parte los kuwaitíes participarán a través del fondo Wren House Infrastructure. Los analistas estiman que la participación que tendrán en el negocio objeto de la transacción rondará el 40%.

El negocio que E.ON transfiere cuenta con 650.000 clientes de gas y electricidad. Además, incluye 4.000 megavatios de producción y 32.000 kilómetros de red de distribución de energía eléctrica. En España la plantilla asciende a 1.200 empleados.

Para que la operación sea un hecho resta el visto bueno de las autoridades de Bruselas en materia de Competencia. Las partes esperan que todo esté definido de aquí a marzo del año próximo. Es probable que la CNMC también tenga en intervenir, pero sólo en cuestiones seguridad de provisión energética.

El CEO de E.ON, Johannes Teyssen, ha explicado que “el resultado de la venta incrementará la flexibilidad financiera de E.ON y reforzará el balance del grupo”. Además quiso remarcar que las actividades de la empresa en España “cuentan con activos de alto rendimiento con una generación diversificada y medioambientalmente responsable y una red de distribución de electricidad de alta calidad”.

“Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecer a todos los empleados de España por el excelente trabajo realizado como parte de E.ON”, manifestó. También expresó sus deseos de que con los nuevos dueños se continúe por “una senda exitosa para el futuro de la compañía y sus empleados”.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.