OHL reconstruirá una estación del metro de Nueva York en Manhattan por 170 millones de euros

Manhattan subway

Vignelli 2008 Subway Map | section215

OHL se ha adjudicado el contrato de obras de reconstrucción de una estación del metro de Nueva York, ubicada en el Bajo Manhattan, por un importe de 193,8 millones de dólares (unos 170 millones de euro), según informó el grupo.

Se trata de la estación South Ferry de la línea 1 del metro neoyorquino, que resultó devastada por el huracán Sandy registrado en 2012.

Este proyecto, junto con otro logrado en la estación ferroviaria Gran Central, refuerza la presencia que el grupo que controla y preside Juan Miguel Villar Mir tiene en las obras del suburbano neoyorquino y su negocio en el mercado constructor estadounidense.

OHL ha logrado las obras de reconstrucción de la estación de Manhattan a través de su filial neoyorquina Judlau Contracting.

Los trabajos suponen el desmantelamiento y la posterior instalación del equipamiento del recinto, desde las escaleras mecánicas y los ascensores, hasta los equipos eléctricos, las instalaciones de comunicación y la fibra óptica.

En virtud del contrato, la compañía española deberá implementar medidas de protección contra futuras inundaciones, como son la instalación de puertas retráctiles en todas las entradas de la estación, y la protección de otros puntos de acceso de agua como respiraderos, bocas de acceso y conductos.

La estación había sido construida, precisamente con Judlau, tan sólo cuatro años antes de que fuera afectada por el huracán que, según la empresa, ocasionó importantes inundaciones de agua salada procedente de la bahía del río Hudson, y la destrucción de todos sus sistemas e instalaciones.

Según OHL, la Autoridad Metropolitana del Transporte de Nueva York considera una prioridad la reapertura de la estación y su protección contra futuras tormentas. Está previsto que las obras de reconstrucción concluyan en 2017.

En paralelo, el grupo español se ha hecho también en Nueva York con un contrato de obras en la estación ferroviaria de Grand Central por un importe de 10,7 millones de euros.

Se trata de la construcción de una nueva escalera de entrada al recinto desde la avenida de Lexington para facilitar el acceso hasta el nivel de la plataforma de los trenes.