Reino Unido instaura la ‘tasa Google’ que bien podría llamarse ‘Amazon’ o ‘Starbucks’

google-76517_640El ministro de Finanzas del Reino Unido, George Osborne, ha anunciado este miércoles un nuevo impuesto que hará tributar un 25% sobre los beneficios de empresas multinacionales que mediante artilugios legales responden fiscalmente en otros países. Se la ha dado en llamar “tasa Google”, aunque bien podría habérsela nombrado “tasa Amazon”, “tasa Starbucks” o “tasa Facebook”.

Es que cualquiera de estas compañías sirve de ejemplo de lo que el Reino Unido está tratando de combatir. El Gobierno británico busca evitar que compañías como las mencionadas acaben tributando por sus ganancias en países con un impuesto de sociedades muy bajo como Irlanda o Luxemburgo.

“Voy a introducir un impuesto del 25% sobre los beneficios generados por multinacionales a través de su actividad económica en el Reino Unido, pero que son artificialmente desviados fuera del país”, ha explicado Osborne en la presentación del nuevo impuesto.

Con esta nueva herramienta fiscal el Reino Unido podrá gravar los beneficios locales con un 25%, en teoría. Osborne espera que este nuevo impuesto aporte unos 1.000 millones de libras extra a las arcas británicas, lo que equivale a unos 1.275 millones de euros.

Hay muchas formas en las que las grandes compañías logran tributar en el país que más les conviene. Una de ellas es la venta on line. Aunque el cliente compre desde el Reino Unido, la empresa lo factura, por ejemplo, desde Irlanda, con el fundamento de que es allí donde está instalado el sistema que gestiona las operaciones.

Otra modalidad es la creación de una sociedad en Luxemburgo que luego cobrará una comisión a la filial en Reino Unido -o cualquier otro país- por los derechos de marca. Así, la mayoría de las ganancias acaban contabilizándose en la sociedad luxemburguesa.

Cabe recordar que el impuesto de sociedades en Irlanda es del 12,5%, cuando en el Reino Unido es del 23%. Ni hablar de España, donde se ubica en el 30%.

Hay quienes dudan de la efectividad de la nueva norma. Toby Ryland, de la firma contable HW Fisher & Company, asegura que la medida que ha tomado Osborne es la correcta, pero eso no significa que vaya a tener éxito. “La mayoría de las multinacionales podrán sortear las nuevas normas sin despeinarse”, asegura.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.