Slim mantiene su OPA por Realia “en todos sus términos” tras la retirada Hispania

Torre Kyo Realia

Torre Kyo Realia | Antonio Martinez Epelde

El magnate mexicano Carlos Slim ha decidido mantener “en todos sus términos” la oferta pública voluntaria de adquisición de acciones (OPA), con carácter de competidora, que lanzó sobre Realia, después de que Hispania haya retirado su oferta sobre la inmobiliaria, según ha comunicado este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La retirada de la firma participada por George Soros ha dejado vía libre al empresario mexicano para controlar Realia y con ello se pone fin a la ‘guerra de OPAs‘ que ambos venían librando por la empresa desde el pasado mes de marzo.

Carlos Slim ya tiene un 24,9% del capital de Realia, cuyo primer accionista es FCC, grupo constructor también participado por Slim que ostena el 36,8% de la inmobiliaria.

Este viernes, 24 de julio, concluía el plazo para que los dos oferentes pudieran mejorar sus propuestas, así como el periodo de aceptación por parte de los accionistas de la inmobiliaria.

Hispania comunicó ayer que retiraba su OPA sobre Realia ante la decisión de no mejorarla y la concurrencia de una OPA competidora, la de Slim.

El supervisor del mercado explicó que las aceptaciones que hubiera recabado la oferta de Hispania devendrán ineficaces.

Asimismo, también ha quedado sin efecto el acuerdo de carácter exclusivo que la socimi tenía con los fondos Fortress, King Street y Goldman Sachs, los tres principales acreedores de Realia al ser titulares de 790 millones de euros de la deuda total de 1.000 millones de la empresa, según detallaron a Europa Press en fuentes de la socimi.

Este acuerdo constituía la principal ventaja de la oferta de Hispania frente a la OPA de Slim, que había tenido que programar varias alternativas para afrontarlo, entre ellas la de mantener su participación en la inmobiliaria por debajo del 30%.

Tras la retirada de Hispania, el empresario mexicano ya no se verá obligado a una limitación de participación en Realia con la que pretendía evitar que un supuesto cambio de accionista de control de la inmobiliaria obligara a pagar anticipadamente la deuda a los fondos.

Fin a medio año de ‘guirra de opas’

Hispania lanzó en diciembre de 2014 su OPA por el 100% de Realia, en la que proponía el pago de 0,49 euros por cada título de la inmobiliaria.

No obstante, el pasado mes de marzo, cuando la oferta de la socimi recibía el ‘visto bueno’ de la CNMV y Slim acababa de convertirse en primer accionista de FCC, este empresario lanzaba una OPA competidora por Realia tras comprar la participación del 24,9% que Bankia tenía en la inmobiliaria.

El empresario mexicano oferta 0,58 euros por cada acción de la inmobiliaria, precio con el que mejoraba en un 18% al de Hispania. El precio se encuentra por debajo de la cotización actual de Realia, que cerró la sesión de Bolsa de este jueves a 0,705 euros por acción, y muy lejos de los 6,5 euros por título a los que debutó en Bolsa en 2007.

Desde que colgó el cartel de ‘se vende’, Realia suscitó el interés de inversores como Pontegadea (sociedad inmobiliaria de Amancio Ortega), Juan Abelló o Colonial (participada por el Grupo Villar Mir) y de varios fondos internacionales.

Realia cuenta un patrimonio de 419.000 metros cuadrados de edificios, valorado en unos 1.400 millones de euros, en el que sobresale una de las Torres Kio de Madrid. Su residual negocio de vivienda y suelo comprende una cartera de 1,87 millones de metros cuadrados de suelos y un ‘stock’ de 650 pisos.

Con ocasión de la reciente junta de accionistas de Realia, su presidente, Ignacio Bayón, destacó la entrada de nuevos socios como una “garantía de estabilidad y de futuro”. “La compañía debe aprovechar esta oportunidad para, junto con la recuperación económica, poner en valor sus activos e iniciar una nueva etapa de inversión y crecimiento”, resaltó.