El Ibex 35 sube un 0,5% y acumula una subida del 5% en las últimas cinco sesiones, a la espera del BCE

Bolsa de Madrid

Bolsa de Madrid. | Plaza Financiera

El Ibex 35 ha subido un 0,5% al cierre de mercado y se ha anotado su quinta sesión al alza consecutiva, lo que le ha permitido avanzar hasta los 10.335 puntos. En las últimas cinco sesiones, desde la decisión del Banco Nacional de Suiza (BNS) de abandonar el cambio mínimo francos suizos frente al euro, el selectivo ha sumado un 5%.

En la última sesión antes de comprobar si el BCE anunciará la esperada compra de bonos periféricos, las ganancias se han extendido entre los ‘blue chips’, con la excepción de Banco Santander (-0,75%), que se ha anotado la segunda mayor caída. Caixabank ha cedido un 1% y ha liderado los recortes.

En el terreno positivo, DIA ha repuntado un 3,5%, seguido de Gas Natural (+2,5%) e Inditex (+2,1%), que han compensado las caída protagonizadas por Caixabank, Santander, Abertis (-0,65%), Popular (-0,63%) y Bankia (-0,56%). Banco Sabadell, Sacyr y Bankinter, que presentará resultados anuales este jueves, se han anotado subidas superiores al 1%.

El resto de principales plazas de Europa también esperaban en positivo el esperado plan del presidente del BCE, Mario Draghi. Londres y Milán despuntaban con subidas cercanas al 1,4%, en tanto que París y Francfort registraban avances similares al Ibex, del entorno del 0,5%.

En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española también se beneficiaba del plan del BCE y descendía hasta los 102 puntos básicos. El euro, por su parte, reforzaba posiciones respecto al dólar y la moneda única se intercambiaba por 1,1591 unidades.

FALTA POR CONOCER LA MODALIDAD DE LAS COMPRAS.

El analista de IG Daniel Pingarrón ha recordado que con la decisión de puesta en marcha del programa Quantitative Easing (QE) por parte del BCE quedan por conocer aún dos cuestiones: el importe y la modalidad de ejecución de las compras. En este sentido, ha precisado que la segunda cuestión está “completamente abierta” y las posibilidades “son múltiples” en lo que a mutualización de riesgos se refiere.

“El mercado busca que el BCE no sobrepondere la compra de bonos sin riesgo (alemanes), si no que atesore en sus balances bonos periféricos (más cíclicos) en una proporción importante. De esa manera, las economías de los países periféricos, con más deflación y menos circulación de crédito, recibirían un impacto mayor derivado de la relajación cuantitativa, además de reducir el diferencial de riesgos entre unos bonos y otros”, ha añadido.

El experto entiende que si el organismo que preside Mario Draghi no decepciona con los detalles de su programa de compra de deuda, los mercados estarán en mejores condiciones para valorar un eventual triunfo de Syriza en las elecciones que se celebrarán en Grecia el domingo.

Así, ha afirmado que en los próximos días se espera un gran movimiento del mercado en el que el Ibex 35 será “uno de los índices más elásticos” tanto a la decisión del BCE como al resultado de las elecciones griegas. “A una semana vista, su cotización estará muy lejos de los 10.250 puntos actuales, muy por encima o muy por debajo”, ha augurado.