El Ibex 35 lograr recuperar los 11.500 y acumula una subida semanal del 1,3%

El toro

¡Ay toro, torito! versión 2 | Rvdo. Kaskajales

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este viernes con un avance del 0,7%, lo que ha permitido al selectivo conquistar nuevamente la cota psicológica de los 11.500 enteros (11.505,4) y acumular una subida semanal del 1,3%.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba en 123,6 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,388%. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,0860 dólares.

Sabadell se ha consolidado como el mejor valor de la jornada, con un repunte del 5,8%, hasta los 2,388 euros, después de presentar un beneficio de 174,6 millones hasta marzo, un 115% más.

También han repuntado con fuerza ArcelorMittal, que ha ganado un 5,23%, y FCC (+4,8%). Caixabank (+2,1%) y Gas Natural (+2,09%) han completado los cinco primeros puestos del ranking de subidas.

La otra cara de la moneda la han mostrado Mediaset, que se ha dejado un 1,2%, Acciona (-1,2%), DIA (-0,99%), BME (-0,93%) e IAG, que ha cedido un 0,7%.

Salvo Telefónica, que ha perdido un 0,69%, y Endesa (-0,29%), el resto de los grandes valores han conseguido aguantar el tipo liderados por Iberdrola (+1,43%) y Santander (+1,2%). Inditex ha subido un 0,7% y Repsol un 0,22%. BBVA, por su parte, ha cerrado plano.

De este modo, el Ibex se ha puesto a la cabeza de las principales plazas europeas, por delante de Francfort (+0,61%), París (+0,33%) y Londres (+0,31%).

Avance semanal

La semana, que ha permitido al selectivo acumular una subida del 1,23%, la han protagonizado los valores que han presentado resultados, especialmente Enagás, Caixabank, A3 Media y Banco Sabadell, cuyas cuentas han sido bien recibidas por los mercados. Por el contrario, los inversores han castigado a Bankinter y Acerinox, pese a elevar su beneficio.

La volatilidad se ha instalado en los mercados en los últimos cinco días por culpa de la incertidumbre griega. “Tras la reunión del Eurogrupo, más allá de algunos reproches a las autoridades griegas, lo único que se puede sacar en claro es la siguiente fecha para llegar (y esta vez sí) a algún acuerdo que pueda avanzar en la normalización del Estado griego”, ha apuntado el analista de XTB Rodrigo García.

A este respecto, el estratega de mercado de IG Daniel Pingarrón ha señalado que tres meses después de que Syriza se hiciese con el Gobierno de Grecia, las diferencias entre la posición del país heleno y la del resto de Europa “siguen siendo mucho más grandes que los puntos en común”.

“Grecia necesita los fondos europeos y está dispuesta a implementar reformas económicas ambiciosas, pero sin austeridad. Y desde Europa, no se contempla lo uno sin lo otro”, ha matizado.

La banca, la gran protagonista

Para la semana que viene, García ha augurado que la gran banca será la “indiscutible protagonista” para el mercado doméstico debido a la presentación de resultados. “Será una ocasión de oro para ver cómo repercute el efecto divisa en los grandes valores financieros de nuestro Ibex”, ha indicado.

También se conocerán las cuentas de Red Eléctrica, Ferrovial y BME. “Visto su comportamiento en los últimos meses, parece difícil pensar que los inversores queden decepcionados”, adelanta el analista, quien ha añadido que “la vela semanal” del Ibex vuelve a señalar al nivel de los 11.200 puntos como soporte clave para la próxima semana. “La zona superior quedará restringida a los máximos de 11.600 puntos a la espera de nuevos catalizadores”, ha adelantado.