La FED abandona “la paciencia” para subir los tipos, tal vez después de abril

Janet Yellen

Janet Yellen | Federal Reserve

   El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha retirado su promesa de que será “paciente” a la hora de normalizar la política monetaria, realizada en las últimas

reuniones, pero no ve probable que la primera subida de tipos tenga lugar en la reunión de abril.

La institución presidida por Janet Yellen, que ha mantenido una vez más los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25%, incide en que este cambio en el lenguaje sobre la evolución futura de los tipos no supone que la institución haya tomado una decisión sobre el calendario de la primera subida de tipos.

“En línea con su anterior comunicado, el Comité considera que un incremento del rango objetivo de los tipos de interés sigue siendo improbable en la reunión del FOMC del mes de abril”, incide la Reserva Federal.

La institución presidida por Janet Yellen reitera que para determinar cuánto tiempo se mantendrán en este mínimo histórico, el comité evaluará los progresos, tanto logrados como previstos, para alcanzar sus objetivos del máximo empleo y una inflación del 2%.

En este sentido, remarca que será apropiado elevar los tipos de interés cuando se hayan visto nuevas mejoras en el mercado laboral y tenga una “certeza razonable” de que la inflación volverá a su objetivo del 2% en el medio plazo.

Aún así, añade que incluso después de que el desempleo y la inflación se sitúen cerca de los niveles coherentes con su mandato, “las condiciones económicas podrían, durante un tiempo, garantizar que los tipos de interés se mantengan por debajo de los niveles que la institución considera normales en el largo plazo”.

Por otro lado, la Fed confirma que seguirá reinvirtiendo los beneficios obtenidos al vencimiento de los valores adquiridos con anterioridad, lo que, en su opinión, debería mantener unas condiciones financieras acomodaticias.

Crecimiento moderado

Respecto a la situación económica, la Fed destaca que la información recibida desde su última reunión en enero sugiere que el crecimiento económico se ha moderado algo, mientras que la inflación se mantiene por debajo de su objetivo del 2% a largo plazo, debido en parte a la caída de los precios de la energía.

En esta línea, subraya que las condiciones del mercado laboral mejoraron, con sólidos avances en el empleo y una menor tasa de paro. Además, apunta que varios indicadores sugieren que la “infrautilización de los recursos laborales” sigue disminuyendo.

Además, señala que el gasto de los hogares está aumentando “moderadamente”, gracias en parte a la bajada de los precios del petróleo, al mismo tiempo que avanza la inversión fija empresarial. En cambio, la recuperación del sector inmobiliario sigue siendo lenta y las exportaciones se han debilitado.

En este contexto, la institución considera que los riesgos para la perspectiva de la actividad económica y el mercado laboral están “prácticamente equilibrados”, y cree que la inflación regresará de forma gradual a su objetivo del 2% a medida que mejore el mercado laboral y desaparezcan los efectos transitorios de la bajada del precio de la energía. “El Comité sigue vigilando de cerca la evolución de la inflación”, agrega.

Peores previsiones económicas

En este contexto, la Fed ha empeorado sus expectativas de crecimiento del producto interior bruto (PIB) tanto para 2015, desde su previsión de diciembre de entre el 2,6% y el 3% hasta entre un 2,3% y un 2,7%, como para 2016, desde un rango de entre el 2,5% y el 3% hasta entre el 2,3% y el 2,7%.

De cara a 2017, los miembros del Comité de la Reserva Federal también son más pesimistas que en diciembre, ya que han pasado de prever un crecimiento de entre el 2,3% y el 2,5% a entre el 2% y 2,4%.

Por el contrario, ha revisado al alza sus expectativas de recuperación del mercado laboral, lo que permitiría cerrar este año con una tasa de paro de entre 5% y el 5,2%, frente a la horquilla del 5,2% al 5,3% previsto hace tres meses.

En 2016, el desempleo en EEUU continuaría con su senda descendente, hasta situarse entre el 4,9% y el 5,1%, por debajo del anterior rango de entre el 5% y el 5,2%, mientras que en 2017 oscilaría entre el 4,8% y el 5,1% y no entre el 4,9% y el 5,3% estimado hasta ahora.

Subida de tipos en 2015

Por otro lado, quince de los 17 miembros del comité consideraron que los tipos de interés deberían comenzar a subir este mismo año, mientras que los otros dos consideraron que el primer incremento debería ser en 2016.

Según las proyecciones publicadas por la Fed, tres de los 17 miembros del comité creen que los tipos no deben todavía superar el 1% al cierre de 2015, más que en diciembre. En el largo plazo, todos los participantes en el encuentro de la Fed menos uno defienden que los tipos deben situarse entre el 3,5% y el 4,25%.