Mafalda

Argentinidades | Jorge Gobbi

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s (S&P) ha mantenido en ‘default selectivo’ (‘SD’) el rating de emisor a largo plazo en divisa extranjera en Argentina y descarta elevarlo antes de las próximas elecciones presidenciales que se celebrarán en octubre.

Según recuerda la agencia en un comunicado, colocó la calificación de Argentina en ‘SD’ después del impago de 539 millones de dólares (498 millones de euros) el 30 de julio de 2014 correspondiente a los intereses de los bonos con vencimiento en diciembre de 2033.

Desde entonces, el país no ha abonado ninguno de los pagos de sus bonos regidos por la legislación internacional, por lo que la agencia mantendrá esta calificación hasta que solucione su ‘default‘, ya sea a través del pago de la deuda, el intercambio de bonos u otros acuerdos.

“No esperamos que Argentina solucione su ‘default’ en divisa extranjera antes de las elecciones presidenciales de octubre de 2015. El ganador de los comicios se enfrentará a un economía débil, a rigideces fiscales y monetarias y a una menor liquidez externa por las actuales políticas y la falta de transparencia”, afirma.

Por otro lado, S&P ha confirmado el rating ‘CCC+ de Argentina como emisor en divisa local, calificación que se ve limitada por las actuales políticas llevadas a cabo por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y las rigideces ya mencionadas.

Respecto a la perspectiva ‘negativa’, indica que la agencia podría rebajar el rating si se acelera la inflación, crecen los déficits fiscales y por cuenta corriente o los litigios del Gobierno con sus acreedores internacionales afectan a la deuda en divisa local.