El aumento de ‘ladrillo’ en poder de la banca es “negativo”, según Moody’s

Ladrillo   El incremento registrado en 2014 en la cifra de inmuebles embargados en poder de la banca constata la persistencia de presiones negativas sobre el sector en España, lo que lastra el perfil de crédito de las entidades españolas, según señala la agencia Moody’s.

Salvo la transferencia puntual de activos a la Sareb, el inventario de inmuebles embargados se ha incrementado de manera continuada desde que comenzara la crisis financiera en 2008, apunta la agencia.

“El incremento de inmuebles embargados está produciéndose incluso cuando la salud de la economía y la banca española ha comenzado a mejorar”, destaca Moody’s.

“La recuperación no es suficientemente fuerte para reducir el ‘stock’ inmobiliario”, añade la agencia, como consecuencia del elevado desempleo, el elevado número de viviendas vacías y la disminución de la población.

El ‘stock’ de inmuebles sumaba 83.400 millones de euros a finales de 2014, señala la agencia, que estima que los préstamos en problemas en el mismo periodo alcanzaban los 173.000 millones, lo que, en caso de considerar como problemáticos estos inmuebles, elevaría la tasa de mora al 19% desde el 12,5% registrado.

Teniendo en cuenta propiedades inmobiliarias y préstamos a constructoras y promotoras, la exposición de la banca española al ladrillo sumaría unos 300.000 millones de euros, señala Moody’s.

   “Los bancos están evitando vender los activos con pérdidas y en su lugar están esperando a una mejora significativa de las condiciones en los mercados”, añade la calificadora de riesgos.