Los fondos de inversión españoles alcanzan una rentabilidad media interanual del 3,4%

Bostezo, aburrido

Yawn | Petra Bensted

Los fondos de inversión españoles han alcanzado una rentabilidad media interanual (agosto 2014-julio 2015) de en torno al 3,4%, según datos estimativos facilitados por Inverco.

Por trigésimo primer mes consecutivo, los fondos de inversión experimentaron suscripciones netas positivas de 866 millones de euros en julio. Durante todo este período, más de 80.138 millones de euros han entrado en los fondos de inversión nacionales, que han compensado los reembolsos que se produjeron en cuatro años y medio (desde la segunda mitad de 2008 hasta 2012).

En los siete primeros meses de 2015, el volumen acumulado de flujos netos positivos en fondos de inversión ha alcanzado los 21.668 millones de euros.

El número de partícipes en fondos de inversión nacionales ha experimentado un nuevo incremento y se sitúa en 7.421.173, lo que representa un aumento de 22.198 partícipes con respecto al mes anterior.

En la primera mitad de 2015, casi un millón más de inversores canalizan sus ahorros a través de fondos de inversión (940.448 partícipes más que a finales de 2014). Desde diciembre 2012, el número de partícipes en estos fondos registra ya un incremento de 2.941.404 partícipes, un 66% más que a finales de 2012.

El volumen de activos de los fondos de inversión mobiliaria se ha situado a finales de julio en 220.960 millones de euros, lo que supone un incremento de 2.546 millones respecto al mes anterior (1,2% de aumento respecto a junio).

Tras el paréntesis de junio, los fondos de inversión nacionales experimentaron un nuevo crecimiento basado tanto en la apreciación de sus activos -que recuperaron una gran parte del ajuste de valor de junio-, como por las suscripciones netas positivas experimentadas durante 31 meses consecutivos.

En los siete primeros meses de 2015, el volumen de activos de los fondos de inversión ha aumentado en 26.115 millones de euros.

Desde diciembre 2012, los fondos de inversión experimentan un incremento de su volumen de activos superior a los 98.638 millones de euros, lo que supone un 81% de aumento respecto a diciembre 2012.