Recortador en plaza de toros

Recortando! | Milosnar Ratkovic

Los inversores españoles continúan siendo los más cortoplacistas, a pesar de que se preocupan por la jubilación, según la segunda parte del Barómetro Mundial de Inversión de Schroders 2015.

Entre las conclusiones también destaca que los españoles están entre los inversores que muestran una mayor aversión al riesgo, ya que prevén asignar un 53,9% de sus inversiones a activo de bajo riesgo, lo que los sitúa entre los más altos a nivel europeo.

En la primera fase del Barómetro, desde Schroders concluyeron que la confianza de los inversores españoles se había consolidado en el 55% y se situaban entre los inversores más optimistas en cuanto a las oportunidades de inversión para este año, por encima de la media global y europea.

Además, esta encuesta ha revelado una notable descorrelación entre la rentabilidad esperada, de un 8,8% de retorno en los 12 primeros meses, la predisposición al riesgo y la visión cortoplacista de los inversores españoles, ya que un 58% prioriza las inversiones más a corto plazo, de uno a dos años.

En este contexto, la visión cortoplacista ha dificultado también el poder solucionar la principal preocupación financiera cuando se piensa en la jubilación. De hecho, al 19% de los españoles encuestados no les preocupa en absoluto la jubilación, mientras que al 16% les preocupa no haber invertido en los productos adecuados para satisfacer sus necesidades financieras durante periodo.

Igualmente, casi la mitad de los españoles han elegido un fondo de inversión para invertir su dinero en 2015, seguido de los depósitos bancarios y las acciones. Según Schroders, estos resultados demuestran el cambio de tendencia con respecto al aumento de interés de los inversores españoles en los fondos de inversión.

La directora general de Schroders para España y Portugal, Carla Bergareche, ha comentado que le parece “muy positivo” que los españoles estén entre los inversores que más eligen la opción de buscar asesoramiento personal para tomar decisiones de inversión en 2015.