S&P constata que la banca española mantiene una “postura cautelosa” para conceder crédito

cautela   La agencia de calificación Standard & Poor’s ha constatado que los bancos españoles mantienen “de momento” una postura “cautelosa” en relación a su negocio, después de aprender “algunas dolorosas lecciones” de sus agresivas políticas de concesión de préstamos durante los años anteriores al estallido de la crisis.

En su informe sobre el sector financiero español, S&P continúa clasificando al sector bancario de España (BBB/Stable/A-2) en el grupo 5, posición en la que se encuentran países como Brasil, China, Polonia, India y Sudáfrica.

Sin embargo, revisa la tendencia del riesgo económico a positiva ante su expectativa de que las dinámicas del mercado inmobiliario “probablemente” mejoren a medio plazo.

“Una recuperación económica más sólida de lo que anteriormente esperábamos debería apoyar este proceso y también crear las condiciones para que se produzca un fortalecimiento gradual del sector privado”, explica la agencia.

Para Fitch, este entorno económico “más favorable” debería facilitar la reducción de activos problemáticos de los balances de los bancos, aunque seguirán “probablemente “siendo elevados en comparación con otros países. Además espera que las dotaciones a provisiones de crédito sigan reduciéndose hasta llegar a niveles normalizados en 2016.

En este sentido, espera que la banca mejore su rentabilidad tanto este año como en 2016, si bien advierte de que operar en un entorno de muy bajos tipos de interés va a suponer un desafío para los bancos a medio plazo. “Esto podría llevar a las entidades a aumentar su tolerancia al riesgo en busca de una mayor rentabilidad”, indica.