El paralelismo de la Bolsa china con el ‘crack del 29’ comienza a ser “alarmante”

velas-rojas-chinas   La Bolsa de China ha pasado de ser un mecanismo de inversión para entidades financieras a un “gran casino a nivel global”, según afirman los analistas de XTB, que advierten de que el paralelismo del mercado asiático con el ‘crack del 29’ “comienza a ser alarmante”.

El informe destaca que la bolsa china acumula una revalorización del 150% durante el último año y medio, pero durante el último mes se ha producido un proceso correctivo muy intenso, que podría haber sido aún mayor si el Gobierno Chino no hubiese implementado medidas extraordinarias para paliar el desplome de la bolsa.

Recomendado:Qué está sucediendo en China y por qué es tan importante para las próximas décadas

“Al igual que una montaña rusa, la bolsa china recorre con su cotización un sendero de altos y bajos en el que sus inversores, hasta ahora divirtiéndose con las subidas, han traspasado lo que parece el punto más alto por el momento”, afirma.

La velocidad de la reciente caída, ya que en tan solo cuatro semanas el índice se desplomó hasta perder un 50% de toda la subida que acumulaba desde principios del año pasado, está provocando que, en la huída del mercado, los inversores menos profesionales “se estén atropellando los unos a los otros provocando a su vez que dicha caída sea más vertical”.

Evolución del mercado chino

Los buenos datos macroeconómicos ofrecidos por el país, las medidas expansivas del Gobierno y una recuperación de países de la OCDE, principales clientes de China, han servido de pilares para sustentar las subidas tan verticales que ha tenido este mercado.

“En la meca del juego, la bolsa ha pasado de ser un mecanismo de inversión para entidades financieras a un gran casino a nivel global en el que los propios ciudadanos chinos han participado de forma masiva”, afirman los analistas.

En este sentido, añaden que las “inagotables subidas” que ha registrada la bolsa de su país han provocado que incluso los propios chinos hayan llegado a hipotecar sus viviendas y a solicitar préstamos con el fin de comprar cuantas más acciones mejor.

Por ello, ahora que el mercado se ha dado la vuelta, los inversores particulares han pasado de multiplicar sus ganancias al pavor que supone perder dinero que no es tuyo y has de devolver. Es por ello que, en China, las caídas de la bolsa son tratadas “como tragedia nacional”.

Ante el gran número de inversores particulares participando en el mercado, el Gobierno chino se ha visto obligado a intervenir la propia bolsa del país, limitando el porcentaje de caída que puede tener una compañía en un día e inyectando dinero a través de un fondo especial para sostener las cotizaciones.

Asimismo, advierten de que las pérdidas en bolsa de los inversores particulares amenazan con lastrar la cifra de consumo en el país y, por ende, acabar afectando al crecimiento. “Las caídas han cesado por el momento, pero la gran pregunta es ¿Qué rumbo tomará ahora la bolsa china?”, agregan.