Japón sufre una recaída y su PIB baja un 1,6% anual en el segundo trimestre

Sumo, Japón

Sumo | Krista & Robyn

El Producto Interior Bruto (PIB) de Japón experimentó en el segundo trimestre del año una contracción anualizada del 1,6% como consecuencia de la caída de las exportaciones y el consumo privado, después de registrar un crecimiento anual del 4,5% en los tres primeros meses del año, según informó el Gobierno.

En términos trimestrales, la economía japonesa registró entre abril y junio un retroceso del 0,4%, frente a la expansión del 1,1% observada en el primer trimestre.

La contracción del PIB de Japón refleja el impacto negativo de la desaceleración de China en el resto de las economías de la región. De este modo, las exportaciones japonesas bajaron un 16,5% anualizado o un -4,4% trimestral, tras haber aumentado un 1,6% entre enero y marzo.

Por su parte, las importaciones registraron un descenso anual del 9,8%, mientras que en la comparación trimestral bajaron un 2,6% tras haber aumentado un 1,8% en el primer trimestre.

A su vez, el consumo privado, que representa alrededor del 60% de la actividad económica en Japón, registró en el segundo trimestre una contracción anualizada del 3%. En comparación con los tres primeros meses del año el consumo bajó un 0,8%.

En abril de 2013 y como complementó a las medidas de estímulo del Gobierno liderado por Shinzo Abe, el Banco de Japón lanzó un agresivo plan de alivio cuantitativo y cualitativo con el fin de alcanzar un objetivo de inflación del 2% y reactivar la economía.

La recaída del PIB japonés añade presión al instituto emisor nipón de cara a una potencial ampliación del alcance de sus medidas de estímulo monetario.