Kuroda (Banco de Japón) ve poco probable un debilitamiento adicional del yen

Haruhiko Kuroda

Haruhiko Kuroda | Foto: IMF

Es poco probable que el yen se deprecie adicionalmente porque ya está “muy débil”, dijo este miércoles el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, cuando la moneda nipona había llegado a alcanzar la semana pasada un mínimo de casi 13 años frente al dólar.

Después de los comentarios de Kuroda, la moneda japonesa repuntó hasta los 122,98 yenes por dólar, tras haber llegado a caer el viernes a 125,86 unidades, su nivel más bajo desde junio del 2002.

En una intervención parlamentaria, Kuroda indicó que el dólar no se encamina a repuntar contra el yen si la Reserva Federal de EEUU aumentase los tipos de interés, ya que los operadores podrían haber descontado la posibilidad de un alza en las tasas.

Los comentarios del gobernador del BoJ reflejan las preocupaciones de algunos funcionarios nipones de que un yen excesivamente débil podría elevar los precios de importación demasiado rápido o llegar a ser una fuente de tensiones comerciales.

  “Si nos fijamos en el tipo de cambio efectivo real, este muestra que el yen ya es muy débil”, dijo Kuroda. “No es probable que ocurran caídas adicionales sobre una base del tipo de cambio efectivo real”, agregó.

El tipo de cambio efectivo real, que es el valor ponderado por el comercio del yen frente a otros países después de los ajustes por precios, muestra que la divisa nipona está cerca de su nivel más bajo desde principios del 1973, según datos del BoJ.

Desde el 2013, el yen se ha depreciado en gran parte como resultado de la estrategia de impresión de dinero del BoJ encaminada a sacar a la economía de una larga fase de deflación debilitante.

Por otro lado, el banquero dijo que aún espera que la inflación alcance el objetivo del banco central de un 2% en torno a la primera mitad del año fiscal 2016, y agregó que la flexibilización cuantitativa continuará hasta que la inflación se estabilice en torno a ese nivel.