Draghi defiende la potencia del programa del BCE, que aplicará “en su totalidad”

Mario Draghi

Mario Draghi | European Parliament

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha defendido la potencia demostrada por el programa de compra de deuda pública y privada puesto en marcha por la institución, también conocido como ‘Quantitative Easing‘ (‘QE’), y ha asegurado que estas medidas se aplicarán “en su totalidad” hasta que se logren sus objetivos marcados.

“En un entorno con una complejidad sin precedentes, el BCE ha adoptado una serie de medidas no convencionales para evitar un periodo demasiado prolongado de baja inflación y cumplir con su mandato. Estas medidas han probado hasta ahora ser potentes, mucho más de lo que algunos observadores habían previsto”, afirmó.

En la conferencia Michel Camdessus sobre bancos centrales organizadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), Draghi remarcó que, aunque ya se han comenzado a ver “efectos sustanciales” de sus medidas en los precios de los activos y la confianza económica, lo que importa en última instancia es ver efectos similares en la inversión, el consumo y la inflación.

Por ello, el presidente del BCE aseguró que implementará “en su totalidad” el programa de compra de deuda tal y como se ha anunciado y, en cualquier caso, hasta que se confirme un ajuste sostenido de la senda de la inflación.

Asimismo, admitió que después de casi 7 años de una consecución de crisis que han debilitado la economías, las empresas y los hogares son “muy reacios” a asumir un riesgo económico.

“Por esta razón, es necesario que pase bastante tiempo antes de poder declarar el éxito, y nuestros estímulos de política monetaria se mantendrán en vigor el tiempo necesario para alcanzar totalmente su objetivo de forma sostenida”, incidió.

Reformas en la Eurozona

Por otro lado, Draghi añadió que la potencia de estas medidas se debe en parte también a que ha interactuado con otras políticas que han colocado la economía el sector financiero en un mejor posición para responder a sus impulsos monetarios.

En concreto, mencionó los tests de estrés a la banca de la eurozona o las reformas estructurales implementadas en algunos países. Además, añade que estas reformas han permitido aumentar la confianza en las perspectivas económicas y han alentado a los emprendedores a aprovechar estas condiciones de financiación “extremadamente acomodaticias”, lo que hace que sus medidas sean “más poderosas”.

Asimismo, el presidente del BCE recalca que, aunque los políticos de la zona euro son independientes, los efectos de sus políticas son “interdependientes” y, por ello, sólo una combinación de políticas “complementarias y coherentes” logrará que las medidas del BCE tengan todos los efectos deseados y permitan un “retorno duradera” a la prosperidad y la estabilidad de la eurozona.