La decisión del Banco de Suiza hunde la Bolsa de Zurich y dispara la cotización del franco

Bolsa de Zurich. | Santi Villamarín (CC BY-ND 2.0)

Bolsa de Zurich. | Santi Villamarín (CC BY-ND 2.0)

La decisión del Banco Nacional de Suiza (BNS) de abandonar el cambio mínimo de 1,20 francos suizos por euro ha provocado un terremoto financiero en el Viejo Continente, que se ha traducido en un desplome de la moneda de la zona euro en su cambio frente a la moneda suiza y una fuerte caída del de la Bolsa de Zurich del 8,67% .

En concreto, el anuncio del instituto emisor suizo ha llevado a una severa corrección en la Bolsa de Zurich, que ha concluido la jornada en los 8.400,61 puntos, un 8,67% menos en comparación con el cierre anterior, aunque durante la sesión ha llegado a caer más de un 13%.

Todas las acciones del mercado suizo han cerrado en rojo, salvo Swisscom, que ha subido un 0,95%. En el sector financiero, los títulos de Credit Suisse Group se hundieron un 10,99%, los del banco UBS se depreciaron un 11,74% y los de Julius Baer bajaron un 11,46%. Por su parte, las acciones de Zurich Insurance cayeron un 7,61% y las de Swiss Re un 5,63%.

Otros valores destacados del parqué helvético como Nestlé (-6,20%), Swatch Group (-16,35%), Adecco (-8,22%), ABB (-8,98%), Novartis (-8,68%), Holcim (10,97%) o Roche (-8,62%) se han visto arrastrados por la conmoción en el mercado.

Instantes después del anuncio del instituto emisor helvético, el cambio del euro frente al franco suizo caía un 28% con respecto a la apertura de 1,2008 francos, hasta un mínimo intradía de 0,8636 francos, aunque a cierre de los mercados europeos recuperaba algo del terreno perdido y se situaba levemente por encima de la paridad con la moneda suiza.

Decisión del BNS

El Banco de Nacional de Suiza (BNS) ha decidido este jueves dejar de fijar un cambio mínimo de 1,20 francos suizos por euro en respuesta a la considerable depreciación de la moneda de la zona euro frente al dólar, lo que ha arrastrado a su vez al cambio de la moneda helvética, anunció la institución, que ha recortado en medio punto el interés de los depósitos, hasta el -0,75%.

Suiza impuso en septiembre de 2011 un cambio mínimo de 1,20 francos suizos por cada euro con el fin de proteger a la economía suiza de los efectos de la sobrevaloración de su moneda frente al euro en un contexto de incertidumbre en los mercados que llevó a los inversores a buscar refugio en activos del país alpino.

Por otro lado, el instituto emisor suizo ha recortado en medio punto porcentual el tipo de interés aplicado a los depósitos a la vista que superen un determinado umbral, que pasará a ser del -0,75% desde el -0,25% aplicado desde mediados de diciembre de 2014.

Esta tasa negativa se aplica desde diciembre a las cuentas de bancos, operadores financieros, aseguradoras, así como a otros bancos centrales y organismos internacionales, mientras no se aplica a las cuentas en francos suizos de instituciones de la Confederación Helvética o de ámbito doméstico.

Asimismo, el BNS ha cambiado su rango objetivo para el Libor a tres meses hasta una horquilla de entre el -1,25% y el -0,25%, frente al rango anterior de entre el -0,75% y el +0,25%.