S&P amenaza con rebajar el rating de cuatro bancos griegos por la incertidumbre sobre el apoyo público

Wolfgang Schauble
Schäuble advierte a Grecia de que Alemania “no puede ser chantajeada”
30 enero, 2015
Gallina disfraz
Rojo del Ibex 35 que padece el juego de la gallina entre Grecia y la Unión Europea
30 enero, 2015
Mostrar todas

S&P amenaza con rebajar el rating de cuatro bancos griegos por la incertidumbre sobre el apoyo público

   Standard & Poor'sLa agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s (S&P) ha decidido colocar en revisión para una posible rebaja el rating ‘CCC+’ de los bancos griegos Alpha Bank, Eurobank Ergasias, National Bank of Greece y Piraeus Bank ante la incertidumbre que existe en torno a la posibilidad de que estas entidades reciban apoyo público en caso de que sea necesario.

En un comunicado, la agencia argumenta que la liquidez de los cuatro principales bancos griegos se ha debilitado “significativamente” en las últimas semanas debido a la importante fuga de depósitos y a su falta de acceso a los mercados de capital.

“En nuestra opinión, estos factores han forzado a los bancos griegos a incrementar su dependencia de la financiación del Banco Central Europeo (BCE) y creemos que es muy probable que los bancos tengan que recurrir a medidas de apoyo de liquidez extraordinarias en el futuro”, explica.

La decisión de poner en revisión su calificación refleja la posibilidad de una rebaja si considera que el apoyo de las autoridades europeas y del BCE a los bancos griegos se ha vuelto menos previsible o si no es acorde con la importancia que le da la agencia en sus evaluaciones de la liquidez y el capital de los bancos.

Asimismo, también ha tenido en cuenta en su decisión que el continuado acceso de los bancos griegos al apoyo de las autoridades europeas depende de que el nuevo Gobierno liderado por Syriza llegue a un acuerdo con sus acreedores, incluido el BCE.

S&P ya situó en revisión para una posible rebaja el rating ‘B’ de la deuda soberana de Grecia, ya que considera que algunas de las políticas presupuestarias y económicas que defiende el nuevo Gobierno griego son “incompatibles” con el marco político acordado por el anterior Ejecutivo con sus acreedores.