S&P cree que una salida de Grecia del euro tendría riesgos limitados de contagio

Euro moneda

Euro | Alf Melin

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s (S&P) ha señalado que una hipotética salida de Grecia de la zona euro tendría “riesgos limitados” de contagio directo a otros países de la unión monetaria y, por lo tanto, no conllevaría “implicaciones significativas” para sus ratings.

En un comunicado, S&P advierte de que una salida de Grecia de la zona euro, también denominada ‘Grexit’, iría “casi seguro” acompañada de un incumplimiento de las obligaciones comerciales y oficiales del país heleno, pero considera que sería menos “peligroso” financieramente para el resto de miembros que si hubiera ocurrido en 2012.

“Creemos que un ‘Grexit’ no conllevaría un grado de contagio directo que arrastrara a otros soberanos fuera del euro, sobre todo porque la arquitectura de rescates en la eurozona es más sólida que la última vez que se temió una salida de Grecia del euro en 2012″, afirmó el analista de crédito de S&P Moritz Kraemer.

La agencia recuerda que desde esa fecha se ha creado el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), que puede prestar apoyo financiero a los soberanos que sufran presiones desde los mercados por una hipotética salida de Grecia del euro.

Además, incide en que los recientes éxitos de los programas de ajuste económico de Portugal e Irlanda han alentado a los gobiernos europeos a seguir prestando este tipo de ayuda cuando sea necesario.

Otro factor que reduce el riesgo de contagio, según el informe elaborado por la agencia de calificación, es que los vínculos de Grecia con los mercados financieros se han reducido lo suficiente para hacer menos probable un contagio directo.

Asimismo, resalta la “disparidad” que existe entre los diferenciales de la deuda griega y la de otros soberanos de la eurozona, que en el caso de España, Irlanda, Portugal o Italia han marcado mínimos históricos. En su opinión, esto sugiere que los inversores consideran que los riesgos para otro países son actualmente bajos.

“Creemos que la carga financiera de un ‘Grexit’ en los otros 18 miembros de la eurozona sería moderada y absorbida durante décadas, por lo que no esperamos que la salida de Grecia, por sí sola, tenga implicaciones significativas en los ratings de los soberanos”, incidió Kraemer.