Standard & Poor’s: “el QE del BCE puede sembrar las semillas de la complacencia”

Travesía peligrosa

Travesía peligrosa (PS) | Julio César Cerletti García

El programa de compras de activos públicos y privados del Banco Central Europeo (BCE) no puede generar por sí solo crecimiento y empleo de manera sostenible y si no se ve acompañado de reformas por parte de los gobiernos puede acabar resultado contraproducente, según ha advertido la agencia Standard & Poor’s.

“La política monetaria no puede generar crecimiento duradero y empleo sostenible”, apunta S&P, que advierte de que las favorables condiciones actuales, con mínimos históricos en el coste de la deuda y bajos precios del petróleo, así como un tipo de cambio débil, pueden “sembrar las semillas de la complacencia“.

En este sentido, la calificadora de riesgos expresa su temor a que los políticos puedan verse tentados de interpretar la presente coyuntura como “misión cumplida” y dejen a un lado las reformas de sus respectivas economías.

De este modo, la agencia señala que si el QE contribuyese de forma involuntaria a elevar la fatiga reformadora entre los gobiernos, los esfuerzos del BCE para estabilizar la economía de la zona euro podrían acabar siendo contraproducentes a largo plazo”.

Entre los principales desafíos que aún debe resolver la zona euro al margen de la intervención del BCE, la agencia señala el envejecimiento de la población, el freno en la globalización y el declive de las mejoras de la productividad, así como un bajo nivel de inversión.

Evitar reformas impopulares por cuestiones electorales puede parecer políticamente conveniente, pero S&P advierte de que “sería a costa de una recesión económica más prolongada” una vez que el estímulo temporal proporcionado por el QE se desvanece, “lo que seguramente ocurrirá algún día”.