Cierre semanal y fiesta, qué fantástica esta fiesta en Wall Street para amigos y sin ti

girls-520053_640El cierre de Wall Street ha registrado ganancias en sus principales índices en la última sesión de la semana. El Dow Jones gana un 0,33%. El S&P 500 suma un 0,17%. Por su parte, el Nasdaq se revaloriza un 0,24%.

Los índices norteamericanos presentan sintomatología festiva, pero exuberante, displicente y emocionalmente perturbadora. No es normal lo que sucede y si bien podemos seguir sorprendiéndonos, esto va a terminar muy mal para todos casi sin remedio.

Lo que no comprende el mercado es que, cuando se apague la luz, no es posible una salida ordenada. Ello sumado a los problemas actuales de liquidez, va a traer de alguna u otra forma y más tarde o más temprano, un caos histórico. Los récords de todo tipo que estamos viendo, van a ser reembolsados y facturados. Nos van a multar por el exceso de velocidad.

Las ganancias actuales son un préstamo, un robo o una trampa. Las actuales valoraciones no soportan ningún análisis de rigor. Y si alguien piensa que los análisis no sirven, pues que pruebe a gestionar un dinero sólo con la suerte. Sin análisis sólo hay azar.

Sucedió algo así en diciembre de 2007 mutando el habitual rally navideño por un último mes de año negativo, que prolongó las caídas durante enero de 2008 con un crash del que fue culpado en aquella oportunidad Jérôme Kerviel. Este trader fue responsabilizado de la venta de derivados del EuroStoxx 50 por más 50.000 millones de euros, en un hecho que a muchos les parece demasiado importante para un simple empleado como era Kerviel en Société Générale.

Hoy sería algo más difícil tener un chivo expiatorio porque sobran las razones dentro de la economía y los propios mercados, muy enfermos. Por ejemplo, no es cierto que las QE aumenten la masa monetaria (que es lo que nos hacen creer), simplemente aumentan el balance de los bancos centrales, que además se apalancan para gestionar sus compras. La masa monetaria sólo aumenta si el crédito bancario (de los bancos comerciales) fluye en la economía real, entre particulares y empresas, lo que hoy ni forzadamente ocurre y no ocurrirá hasta que la quema limpie el rastrojo.

RECOMENDADO: “Un reporte gratuito revela… los 5 trucos para descubrir una poderosa señal del mercado para ganar dinero en bolsa como un profesional (al alza o a la baja). Te enseñamos cómo hacerlo correctamente. Suscríbete a Plaza Financiera aquí y descarga el reporte ya mismo”. Desde móviles visita esta página para suscribirte.

Los interventores de los mercados debían tener la esperanza de que se podía ganar tiempo mientras los amiguetes cuelan todo el papel y los activos tóxicos a los incautos, balances falsos tras balances falsos que nadie controla. El sueño fue el de una economía que se recuperaría a base de engaños, mentiras y fraude.

Pero se ha entorpecido frontalmente el desarrollo de un libre mercado y ahora –hiperintervenido- y con las cuentas alteradas… funciona mal y no se puede recuperar con motivo de los propios remedios que se le administran. El mercado se suele revelar cada cierto tiempo para mostrar que no es un animal doméstico ni domesticable, y para señalar a los culpables y ajusticiarlos con sentencias inapelables. Los índices bursátiles suelen reaccionar violentamente mucho tiempo después y por ello vemos escándalos de corrupción y económicos “antes” del crash, que finalmente ocurre como un tsunami.

[adsanity_group num_ads=1 num_columns=1 group_ids=436 /]Esto último es lo que en algún momento tendremos por creernos las mentiras, sin que todos puedan salir por la misma puerta a la vez. El margen de maniobra ya es cada vez menor y nadie tiene que esperar avisos, porque no los habrá. Jamás hubo un crash antes de -por lo menos- un 14% de caídas desde el último máximo, y, como este viernes el S&P500 marcó un nuevo máximo histórico intradía en los 2.079,22 y el Dow Jones en los 17.991,20 puntos, la historia está por escribirse y si va a haber una gran caída, ni se la ve, ni se la espera. Pero ocurrirá y creemos que el primer acontecimiento (sólo un simple aviso), lo tendremos en enero de 2015. La única forma de salir indemne es hacerle caso al refrán: “la última pela que se la lleve otro”.

Las cifras definitivas nos dicen que el Dow Jones suma 58,69 puntos (0,33%) hasta las 17.958,79 unidades. Las cotizadas con mejor comportamiento han sido JP Morgan (2,15%), Goldman Sachs (1,82%), Pfizer (1,01%), Du Pont (0,97%) y Merck (0,94%). Los valores más castigados han sido Chevron (-1,26%), Cisco (-0,97%), Caterpillar (-0,89%), Microsoft (-0,86%) y Wal Mart (-0,76%).

El S&P 500 gana 3,45 unidades (0,17%) hasta las 2.075,37.

El Nasdaq Composite acumula 11,32 puntos (0,24%) hasta los 4.780,75 enteros.

El petróleo de Texas se ubicaba en 65,64 el barril. El oro se situaba a 1.191,90 dólares la onza.

En el ámbito de la deuda pública el interés exigido por los mercados al bono a diez años se ubicaba en el 2,305%. En el mercado de divisas el euro se encontraba en 1,2288 dólares.

Plaza Financiera
Plaza Financiera
Plaza Financiera nos acerca una mirada independiente sobre el mercado, la economía en palabras sencillas, la política sin partidismos y las tendencias que están modificando nuestra sociedad.