PP, PSOE y CiU plantean reformar la financiación de las prestaciones y subvenciones por desempleo

Congreso de los diputados

Congreso de los diputados. | Congreso

El PP, el PSOE y CiU consideran que hace falta reformar el sistema de financiación de las prestaciones contributivas y no contributivas que gestiona el Servicio Público de Empleo Estatal –es decir, las prestaciones y subvenciones por desempleo— para avanzar hacia un modelo de separación de fuentes similar al que ya se ha implantado en la Seguridad Social.

Así lo recogen las tres formaciones en sus propuestas de resolución al ‘Informe de fiscalización de la financiación de las prestaciones contributivas y no contributivas gestionadas por el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE)’ del Tribunal de Cuentas, propuestas que serán debatidas este martes en la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas.

En concreto, los ‘populares’ creen que el Ministerio de Empleo debería “estudiar” la “mejora” del régimen de financiación del sistema de protección por desempleo y, “en su caso”, impulsar la creación de instrumentos que garanticen el equilibrio financiero a largo plazo “cuando las condiciones económicas lo permitan”.

Los socialistas son algo más explícitos y piden una reforma legal del modelo de financiación para “equipararlo en el futuro al modelo general de separación de fuentes de financiación” de la Seguridad Social.

Por su parte, los nacionalistas catalanes piden al Gobierno que haga las modificaciones pertinentes para que las prestaciones por desempleo tengan una separación en las fuentes de financiación y, además, reclama que las bonificaciones de cuotas enmarcadas en las políticas activas de empleo se financien “exclusivamente” con cargo a la fiscalidad general y no a la Seguridad Social.

Mejor control de los fondos

Por otra parte, las tres formaciones abogan por un mejor control de los fondos con los que se financian programas como el de formación profesional, para garantizar que se destinan a la finalidad a la que fueron adjudicados y que los remanentes no se utilizan para otros fines.

Y es que el informe del organismo fiscalizador puso de relieve que el Servicio Público de Empleo Estatal financió el déficit del conjunto de prestaciones por desempleo con el dinero sobrante de las cuotas que debía dedicarse a la formación profesional para el empleo por ser ingresos afectados.

Por eso, los ‘populares’ quieren pedir al Ministerio de Empleo que se asegure de que las comunidades autónomas acreditan en su totalidad ante el SPEE la aplicación de los fondos recibidos, incluidos sus remanentes, a las finalidades para las que se otorgaron.

El PSOE, por su parte, propone instar al Servicio Público de Empleo a que instaure un sistema de gastos con financiación afectada para registrar todas las operaciones con cuotas de formación profesional para que queden adecuadamente reflejadas, y a que potencie “al máximo la coordinación” con el Ministerio para mejorar el control de las bonificaciones recogidas en las liquidaciones de cuotas de la Seguridad Social.

Finalmente, los nacionalistas de CiU exigen que se garantice que todas las cuotas de formación profesional van a iniciativas de formación y piden un fondo en el Servicio Público de Empleo Estatal que funcione como reserva para la protección por desempleo asistencial.