Bruselas contesta a las críticas de Tsipras reiterando que debe presentar reformas concretas

Alexis Tsipras

Alexis Tsipras | DIE LINKE in Europa

La Comisión Europea ha contestado este lunes a las críticas del primer ministro griego, Alexis Tsipras, en las que calificaba de “absurdas” las exigencias de la troika, insistiendo en que el Gobierno de Syriza debe finalizar una lista de reformas concretas si quiere desbloquear el último tramo de 7.200 millones de euros del rescate.

El Ejecutivo comunitario ha negado que esta semana sea el auténtico plazo límite para llegar a un acuerdo con Grecia, que el viernes debe pagar 300 millones de euros al Fondo Monetario Internacional y tiene crecientes problemas de liquidez. La Comisión sostiene que “el único plazo es finales de junio porque es cuando el actual programa (de rescate) expira formalmente”, según su portavoz, Mina Andreeva.

“Lo que importa más que los artículos son las propuestas concretas de reformas”, ha resaltado la portavoz al ser preguntada por las acusaciones de Tsipras vertidas en una tribuna de opinión en el periódico francés ‘Le Monde’. En ella, el primer ministro heleno sostiene que la falta de acuerdo no se debe a la intransigencia de Atenas sino “a la insistencia de algunos actores institucionales en presentar propuestas absurdas y mostrar una indiferencia total a la reciente elección democrática del pueblo griego”.

Para el Ejecutivo comunitario, este artículo de Tsipras constituye un nuevo intento de explotar las diferencias de opinión sobre el rescate griego dentro de la troika, formada por la Comisión, el Banco Central Europeo y el FMI, que según la versión de Atenas es el que tiene una posición más dura.

“La Comisión está jugando su papel como mediador para salvar cualquier diferencia y ahora es el momento de la unidad y estamos trabajando para que se ofrezca a Grecia un acuerdo unificado por parte de las tres instituciones”, ha insistido Andreeva.

Las discusiones entre las autoridades griegas y la troika en el seno del denominado ‘grupo de Bruselas’ prosiguen después de que una vez más se incumpliera el calendario marcado por Atenas, que aseguraba que habría un acuerdo para el pasado domingo. Pero de momento no hay prevista una reunión presencial este lunes.

“Se han hecho progresos, pero todavía no estamos ahí”, ha señalado la portavoz de la Comisión. La reforma de las pensiones y del mercado laboral siguen siendo los principales puntos de discrepancia, según fuentes comunitarias.