El Eurogrupo decidió no negociar con Grecia hasta después del referéndum

Yanis Varoufakis y Jeroen Dijsselbloem

Yanis Varoufakis y Jeroen Dijsselbloem | Reuters

La reunión de ministros de Economía de la eurozona ha concluido tras apenas una hora de teleconferencia con el acuerdo de no entablar nuevas negociaciones con Grecia hasta que se celebre el referéndum convocado por el Gobierno de Syriza el próximo domingo, 5 de julio.

“El Eurogrupo, unido en la decisión de esperar al resultado del referéndum de Grecia antes de seguir hablando”, ha informado el ministro de Finanzas eslovaco, Peter Kazimir, a través de su cuenta de Twitter.

Los ministros del euro han celebrado su segunda teleconferencia en dos días para examinar la petición de Tsipras de negociar un tercer rescate de casi 30.000 millones de euros en dos años para hacer frente a los vencimientos de deuda de 2015-2017.

La convocatoria de un referéndum para someter al voto de los griegos la última oferta de acuerdo presentada el pasado fin de semana fue interpretada por los países del euro como una ruptura unilateral de las negociaciones por parte de Atenas.

La posibilidad de retomar las conversaciones para explorar las opciones de un tercer programa pasaban, según han informado fuentes comunitarias, por la cancelación del referéndum o, al menos, por un cambio en la posición del Gobierno de Tsipras a favor del ‘sí’ en la consulta.

El primer ministro heleno, sin embargo, ha confirmado su apoyo al ‘no’ y la celebración del referéndum en una comparecencia horas antes del inicio del Eurogrupo.

Una de las primeras reacciones a la declaración de Tsipras ha sido la del presidente del Consejo europeo, el polaco Donald Tusk, quien a través de su perfil en Twitter ha asegurado que “Europa quiere ayudar a Grecia”, pero que “no se puede ayudar a nadie en contra de su voluntad”.