Grecia no puede aceptar la última propuesta de las instituciones, según el ministro de Economía

Fan de Grecia

Greece fan in London 2012 Olympic Rowing – Day 8 | Ben Rodford4

Grecia no puede aceptar las últimas propuestas presentadas por sus acreedores internacionales a cambio de un acuerdo para desbloquear nuevos préstamos, según ha señalado el ministro griego de Economía, George Stathakis.

El Gobierno griego ha decidido retrasar al 30 de junio el pago de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) previsto para este viernes, que ascendía a unos 300 millones de euros, mediante la consolidación de todos los pagos previstos para este mes en un único desembolso que ascenderá a unos 1.600 millones.

Según indicó Stathakis en declaraciones a BBC Radio, el país heleno disponía del dinero para afrontar el pago, pero había aceptado una oferta del Fondo para agrupar los pagos de junio en un solo desembolso de 1.600 millones de euros el próximo 30 de junio.

“Miramos hacia delante con vistas a alcanzar un acuerdo lo más pronto posible”, indicó a la emisora británica, subrayando que Grecia, aunque lista para discutir sobre posibles compromisos, no aceptará los ajustes fiscales propuestos para 2015 y 2016.

“De hecho, se incluyeron en su propuesta sin que hubieran formado parte de las negociaciones durante el último mes (…) el Gobierno griego no puede aceptar estas nuevas propuestas”, declaró.

Al ser cuestionado sobre si Grecia estaba preparada para abandonar la zona euro, Stathakis recordó que Syriza, el partido vencedor en las elecciones del pasado mes de enero con la promesa de acabar con la austeridad, no había recibido tal mandato del pueblo griego.

“Nuestro Gobierno tiene el mandato de permanecer en el euro y obtener un mejor trato (…) intentar cambiar los términos del acuerdo con nuestros socios europeos”, apuntó el ministro, quien subrayó que “Grecia tiene que seguir en el euro”.