Tusk pide al Gobierno griego que sea “realista” porque “no hay más tiempo para regatear”

Donlad Tusk

Donlad Tusk | Kancelaria Prezesa Rady Ministrów

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha pedido este jueves al primer ministro griego, Alexis Tsipras, que sea “realista” en la renegociación del rescate y le ha avisado de que “no hay más tiempo para regatear” y de que debe adoptarse una decisión en el próximo Eurogrupo del 18 de junio.

“Ahora necesitamos decisiones y no negociaciones”, ha reclamado Tusk en la rueda de prensa final de la cumbre entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, durante la que ha mantenido una “breve pero muy intensa reunión” con Tsipras.

“El Gobierno griego tiene que ser un poco más realista. No hay más margen para regatear, no hay más tiempo para regatear. Se acerca el día en el que alguien dirá que el juego se ha acabado”, ha resaltado el presidente del Consejo Europeo. “Por eso creo que el próximo Eurogrupo es realmente crucial y debe ser decisivo, porque no tenemos más tiempo”, ha agregado.

Por su parte, el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ha asegurado que sus relaciones con Tsipras son “buenas” pese al cruce de acusaciones de los últimos días a cuenta de la última contraoferta presentada por Atenas en materia de reformas, que Bruselas considera insuficiente.

“La gente esta empezando gradualmente a perder la paciencia. Y yo soy humano y comparto esa impaciencia”, ha señalado el presidente de la Comisión, que ha recurrido a un refrán alemán para referirse a la situación de Grecia. “La vaca ha estado patinando durante mucho tiempo sobre hielo fino y es hora de sacar a la vaca del hielo”, ha dicho.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha resaltado que durante la reunión que mantuvo este miércoles con Tsirpas y con el presidente francés, François Hollande, el primer ministro heleno se comprometió a “intensificar” las negociaciones con la troika sobre el plan de reformas que se le exige para desbloquear el último tramo de 7.200 millones del rescate. “Cada día cuenta”, ha insistido Merkel.