Varoufakis reunido con Guindos, confió en un próximo acuerdo que abra una nueva era de crecimiento

Luis de Guindos y Yanis Varoufakis

Luis de Guindos y Yanis Varoufakis | Europa Press

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, que se ha reunido “en perfecta armonía” con su homólogo español, Luis de Guindos, ha asegurado que España y Grecia tienen intereses en común y ha expresado su confianza en que la reunión del Eurogrupo del próximo lunes sea otro paso en la dirección correcta que permita completar un acuerdo sobre el programa griego y abra a partir de junio un periodo de recuperación para Grecia.

“Hablamos un lenguaje común, igual que hice en Roma, París o en Bruselas”, añadió Varoufakis apenas unos días antes de la reunión del Eurogrupo del próximo 11 de mayo en Bruselas, que confía sea “otro paso en la dirección correcta en la resolución de la crisis griega”.

“Esperamos que sea un salto importante al periodo que seguirá a la finalización del actual programa hacia una era post-junio 2015 que estamos seguros que marcará un periodo de recuperación y vuelta al crecimiento de Grecia“, añadió.

En este sentido, el ministro griego señaló que “esta nueva era” marcará la consolidación de la unión monetaria, así como “la creación de las circunstancias económicas” que permitan a todas y cada una de las partes de la eurozona mirar adelante y disfrutar de una prosperidad real.

“Tanto el núcleo como la periferia, el Norte y el Sur, el Este y el Oeste”, indicó Varoufakis.

Intereses comunes con España

Por otro lado, el ministro heleno señaló que la reunión con sus colegas españoles “se ha llevado a cabo en perfecta armonía” y subrayó que “España y Grecia cláramente tienen intereses en común”.

“El interés común más acuciante es la resolución de la actual crisis de liquidez”, subrayó Varoufakis, quien añadió la necesidad de pasar a una nueva era “en la que Grecia deje de ser una preocupación” y acabar con la fragmentación en la eurozona “de todas las maneras posibles”.

En este sentido, el ministro griego de Finanzas ha indicado además que Luis de Guindos le ha reiterado la determinación de España para prestar apoyo a grecia en la consecución de los objetivos.

“Hemos hablado del marco general para el periodo postjunio que permitirá a Grecia entrar de nuevo en un periodo de crecimiento en interés de España y el resto de Europa”, declaró Varoufakis.

Asimismo, Varoufakis explicó que ambos ministros han discutido cuestiones técnicas para las próximas semanas. “En una manera que me da mucha esperanza de que pronto podremos anunciar el proceso que llevará al final de esta crisis”, apostilló.

El Eurogrupo hará balance el lunes

Los ministros de Economía de la eurozona harán balance el lunes de las negociaciones con Grecia sobre su programa de reformas y constatarán que sigue sin haber perspectivas de acuerdo “a la vista”. El nuevo Gobierno de Syriza esperaba algún tipo de avance en esta reunión que permitiera desbloquear ya el último tramo de 7.200 millones de euros del rescate para hacer frente a sus crecientes problemas de liquidez.

Pese a todo, el Eurogrupo cree que Atenas todavía podrá afrontar el vencimiento de 760 millones de euros que debe pagar al Fondo Monetario Internacional (FMI) el próximo martes 12 de mayo. “Obviamente, no están inundados de dinero, pero confío en que realizarán los próximos pagos sin problemas”, ha explicado un alto funcionario europeo.

Aunque los países de la eurozona no se han fijado ningún nuevo plazo, el alto funcionario avisa de que “si no tenemos acuerdo a principios de junio, entonces empieza a ser muy muy ajustado, por no decir extremadamente difícil”. Además, Grecia y la troika ni siquiera han empezado a negociar el tercer rescate que debería entrar en vigor cuando caduca la actual prórroga del segundo, el 30 de junio, ya que el pacto sobre las reformas es una “condición sine qua non”.

En todo caso, no se espera que este lunes se repita lo ocurrido en el Eurogrupo de abril en Riga, donde los ministros abroncaron a su colega griego, Yanis Varoufakis, por sus tácticas dilatorias en las negociaciones y por dificultar el trabajo de los técnicos de la troika en Atenas. “No será un debate largo o contencioso”, apuntan las fuentes consultadas, pero sí se volverá a pedir a Grecia que trabaje “lo más rápidamente posible” en su plan de reformas.

Tras la bronca de Riga, el Gobierno de Syriza remodeló su equipo negociador y marginó a Varoufakis. Desde entonces, “la organización y estructura de las negociaciones ha mejorado, pero estamos todavía bastante lejos de una situación que pueda describirse como un acuerdo final a la vista”, afirma el alto funcionario, que insiste en que “no habrá conclusión final el lunes”.

“Ha habido un acercamiento significativo en varias áreas pero no ha habido ningún acuerdo final sobre ningún punto”, señalan en el Eurogrupo, donde se considera que la decisión de Atenas de recontratar a varios miles de funcionarios “no se ajusta al espíritu” de los compromisos asumidos con los socios de la eurozona.

No se descarta que del Eurogrupo del lunes salga una declaración sobre Grecia, pero si la hay será “anodina”. Los principales escollos en la negociación, según han reconocido ambas partes, son la reforma laboral y de las pensiones así como la posición fiscal.