Bruselas propone crear un tribunal internacional para resolver disputas entre inversores y Estados

Cecilia Malmström

Cecilia Malmström | Baltic Development Forum

La Comisión Europea ha propuesto crear a medio plazo un nuevo tribunal internacional para resolver las disputas entre inversores y Estados. Bruselas intenta con esta iniciativa desactivar la polémica sobre uno de los elementos clave del acuerdo de libre comercio que negocia con Estados Unidos (TTIP, por sus siglas en inglés): la creación de un sistema de arbitraje por encima de los tribunales nacionales que se haga cargo de estos litigios.

Los críticos de este sistema (ISDS, por sus siglas en inglés) denuncian que puede acabar limitando la capacidad de los Gobiernos de legislar en beneficio del interés público y reclaman que se excluya del pacto comercial con EEUU.

“Nuestro objetivo es un tribunal internacional permanente de inversión”, ha explicado la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, en una comparecencia en la Eurocámara, que también tiene muchas reservas sobre esta cuestión.

A la espera de que se ponga en marcha este tribunal internacional, Malmström ha defendido no obstante que el pacto comercial con EEUU debe incluir un sistema de arbitraje para disputas entre inversores y Estados. Para ello ha alegado que existen riesgos para los inversores europeos en EEUU. “Canadá y pronto Japón y China cuentan con la red de seguridad de un arbitraje en materia de inversión eficaz con EEUU, ¿por qué no deberían los europeos tener esto?”, ha defendido, y ha insistido en que son mayoritariamente las pymes y no las multinacionales las que recurren con más frecuencia a este mecanismo.

A su juicio, lo que hay que hacer es mejorar este sistema de arbitraje con varias medidas. “En primer lugar, proponemos acabar con cualquier ambigüedad sobre el derecho soberano de los Gobiernos a regular, poniéndolo negro sobre blanco”, ha resaltado la comisaria de Comercio.

En segundo lugar, y para acabar con los “miedos sobre vínculos poco saludables entre los árbitros y las partes en disputa”, el Ejecutivo comunitario plantea que los árbitros formen parte de una lista que haya sido analizada previamente y que hayan sido nombrados conjuntamente por la UE y EEUU. Además, Bruselas plantea poner en marcha un mecanismo de apelación que no existe en la actualidad y aclarar las relaciones con los tribunales nacionales, para impedir que una empresa pueda lograr una compensación dos veces y evitar demandas paralelas.

La UE y EEUU negocian un acuerdo de libre comercio desde julio de 2013 y han celebrado ya 9 rondas, la última de las cuales tuvo lugar en Nueva York la semana del 17 de abril. La cuestión del ISDS ha quedado fuera de las negociaciones hasta ahora por la fuerte oposición de la opinión pública europea y en algunos Estados como Alemania. Los líderes europeos han pedido a la Comisión que cierre un acuerdo preliminar antes de fin de año.