Ferrer (UGT) acusa a CEOE de “poner en peligro” el acuerdo salarial

Toni Ferrer

Toni Ferrer, UGT | Europa Press

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha acusado este jueves a los responsables de CEOE de “poner en peligro” el acuerdo salarial al asegurar éstos que el texto recoge meras recomendaciones sobre los incrementos de sueldo para los próximos años y no la obligación de ajustarse a los topes establecidos en el mismo (hasta el 1% en 2015 y el 1,5% en 2016).

En declaraciones a la prensa antes del inicio del Consejo Confederal del sindicato, de carácter consultivo y en el que se ha valorado positivamente el acuerdo salarial, Ferrer ha cargado contra “la lectura interesada” que, en su opinión, realizó la semana el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, quien señaló que los incrementos salariales podrían ir desde “el menos infinito hasta el 1% y el 1,5%”, y ha tachado estas palabras de “irresponsables”.

“El peor ejercicio que puede hacer el responsable de una organización es no tener convicción en sus propios actos”, ha afirmado Toni Ferrer a fin de recordar que Garamendi fue uno de los firmantes de este pacto salarial.

Según Ferrer, el acuerdo recoge “directrices” que son “normas que hay que cumplir”, con lo que “no caben otras lecturas”. “Los trabajadores van a ganar poder adquisitivo”, ha enfatizado, para añadir a renglón seguido que “cualquier tipo de reserva al respecto es alejarse del acuerdo”.

“El pacto obliga a las organizaciones firmantes a adoptar las medidas necesarias para que sus asociados sigan estas pautas y recomendaciones”, ha insistido Ferrer, que ha confiado en que este preacuerdo esté ayudando ya a dar fluidez a la negociación colectiva.

Sobre la tardanza en la firma de este pacto, el responsable sindical ha explicado que la demora ha sido “innecesaria” y la ha achacado a la “falta de consenso” en la patronal.

UGT prevé ratificar este preacuerdo en la reunión del IV Comité Confederal de los días 27 y 28 de mayo, en el que también se va a tratar la fecha y contenidos del Congreso Confederal del próximo año, en el que se abordará la reestructuración organizativa y fusiones de federaciones que prevé acometer el sindicato para ser “más ágil, sencillo, democrático y transparente”.

Preguntado por si puede haber conflictos internos en este proceso, Ferrer ha declarado que “los procesos de salida hacia lo nuevo no son a gusto de todos, pero hay fórmulas para que todas las posiciones se integren”.