La telefonía móvil sumó 29.129 líneas en abril después de seis meses en negativo gracias a los OMVs

telófono móvil, smartpnone   La telefonía móvil ganó 29.129 líneas en abril tras seis meses en negativo gracias a las ganancias de los Operadores Móviles Virtuales (OMVs), que compensaron las pérdidas de líneas de los operadores con red propia, según los datos de la Comisión Nacional los Mercados y la Competencia (CNMC).

En el segmento móvil, el incremento registrado en pospago de 127.419 líneas, un 4,4% más, compensó la caída de 98.290 líneas de prepago, un 9,5% menos. El mes cerró con una cifra de 50,4 millones de líneas móviles, lo que supone un 0,2% más que en abril de 2014.

Por operadores, Movistar perdió 73.320 líneas, Vodafone –que no incluye los datos de Ono, a pesar de que forma parte del grupo británico desde el pasado año– restó 72.560 líneas, mientras que Orange y Yoigo, disminuyeron sus accesos móviles en 30.830 y 12.840 líneas.

Por su parte, los OMVs ganaron en conjunto un total de 218.680 líneas y situaron su cuota de mercado en el 17,14%, frente al 31,44% de Movistar, el 21,8% de Vodafone, el 22,89% de Orange y el 6,73% de Yoigo.

La portabilidad cae un 6,8%

En cuanto a la portabilidad (cambio de operador manteniendo el número), se portaron 430.062 números móviles, lo que supone un descenso del 6,8% frente al volumen registrado en el mismo mes de 2014.

Movistar y Vodafone registraron un saldo neto de portabilidad negativo, con 63.158 y 34.372 líneas, respectivamente, mientras que Orange y Yoigo presentaron saldos positivos en torno a los 10.000 números cada uno y los OMVs importaron 76.537 números más de los que cedieron a otros operadores.

Respecto a la telefonía fija, el total de líneas fijas en abril disminuyó en 17.171 líneas. De esta forma, el mes cerró con un total de 18.786.958 líneas, lo que representa una penetración de 40,5 líneas por cada 100 habitantes.

La banda ancha en negativo

Por contra, la banda ancha en España disminuyó en 8.728 líneas en el mes de abril, hasta los 12,82 millones de líneas, e invierte así la tendencia positiva que mantenía este mercado desde enero de 2014 debido, fundamentalmente, a la caída de las líneas de cobre y a una ralentización del crecimiento de la fibra óptica.

En concreto, las líneas DSL (cobre) decrecieron en abril en más de 112.000, con 73.000 menos para Telefónica y 40.000 menos para el resto de operadores, mientras que las líneas de HFC (híbrido entre fibra y cable coaxial) aumentaron en 30.241 líneas.

Por su parte, el total de líneas de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) superó los 2 millones, a pesar de que este mes el crecimiento fue inferior a las 100.000 líneas, tras registrar incrementos superiores a esta cifra desde septiembre de 2014. El 79,5% del total de líneas FTTH corresponde a Telefónica, con un parque de 1,6 millones de líneas.

Por compañías, con la excepción de Telefónica, que perdió 36.185 líneas, los principales operadores registraron ganancias positivas de líneas de banda ancha fija a pesar del descenso en sus líneas de DSL, que se vio compensado por el aumento de las líneas con tecnologías FTTH y HFC.