El juez Ruz abre juicio oral contra el presidente de Damm por fraude fiscal y blanqueo de capitales

cerveceza Damm

Better life | Josep Ma. Rosell

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha elevado a la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal la causa abierta contra el presidente de la cervecera Damm, Demetrio Carceller Arce; su padre, Demetrio Carceller Coll, y dos de sus colaboradores para que les juzgue por crear una trama defraudatoria a la Hacienda Pública que les habría permitido evadir los impuestos de renta, patrimonio y sucesiones.

En una providencia hecha pública este lunes, el juez Ruz inadmite de plano el incidente de nulidad planteado por Carceller Coll contra la fianza de 476 millones de euros que le impuso el pasado diciembre al entender que la cuantía se fijó con “pleno respeto” a la ley, no obedeció a ningún “cálculo arbitrario” y tampoco vulneró sus derechos fundamentales.

El magistrado explica que tuvo en cuenta el importe indiciariamente defraudado en virtud de los escritos de calificación provisional presentados por el Ministerio Fiscal y la Abogacía del Estado, cuyo cuestionamiento no puede realizarse utilizando la vía del incidente de nulidad de actuaciones.

El Juzgado Central de Instrucción número 5 rechaza así el último intento de la defensa del padre del presidente de Damm contra el auto de apertura de juicio oral al entender que la fianza fijada para hacer frente a las posibles responsabilidades que se pudieran derivar era “desproporcionada”.

En consonancia con la Fiscalía Anticorrupción y una vez se han presentado los cuatro escritos de defensa, Ruz eleva así los 28 tomos que componen la causa junto con los  objetos intervenidos y las cantidades consignadas a la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal para que enjuicie a los cuatro acusados.

La Sala de lo Penal rechazó ya el pasado diciembre los recursos de apelación presentados por los Carceller y su hombre de confianza en la compañía, José Luis Serrano Flórez, contra el auto de transformación en procedimiento abreviado de las actuaciones dictado en julio por el juez Ruz, que el pasado 11 de diciembre acordó la apertura de juicio oral contra los acusados e impuso a los dueños de la compañía sendas fianzas de 236,4 y 476,4 millones de euros.

En el banquillo de los acusados también se sentarán José Luis Serrano Flórez y el asesor Gabriel Ignacio Petrus Labayen, que tendrán que abonar 224,3 y 365,4 millones de euros, respectivamente.

La Fiscalía pide 48 años de carcel

La Fiscalía Anticorrupción solicita una pena de 14 años de prisión para Carceller Arce y otra de 48 años y seis meses para su padre. El Ministerio Público atribuye a Carceller Arce un delito de cooperación necesaria en delitos contra Hacienda por supuestamente contribuir a la ocultación de las inversiones inmobiliarias de su padre en Arizona mediante la gestión de estructuras necesarias para ocultar todas las rentas generadas.

Anticorrupción considera que Carceller Coll se dedicó a ocultar sus rentas y patrimonio a Hacienda “cuando menos, desde el año 1990”, simulando residir en Portugal y Reino Unido “con la finalidad de poder ser considerado como no residente y, de esta manera, eludir el cumplimiento de sus obligaciones tributarias en España”.

Así, el expresidente de la cervecera habría ocultado, según el escrito, ser el propietario real de importantes paquetes accionariales de entidades radicadas y cuyo núcleo principal de actividad se desarrolla en España para lo cual contó con la participación del resto de acusados.