Particulares piden que Rato ingrese en prisión de forma “infundada”, “innecesaria” y “obsesiva”, según sus abogados

Oso, bear market
Mmm… ¿a por ellos o aún no? Los osos de Wall Street todavía tienen algunas dudas
1 junio, 2015
Villar Mir, OHL
OHL paga el viernes un dividendo de 0,3513 euros, un 48% inferior al del pasado año
2 junio, 2015
Mostrar todas

Particulares piden que Rato ingrese en prisión de forma “infundada”, “innecesaria” y “obsesiva”, según sus abogados

Rodrigo Rato

Rodrigo Rato | IMF

El expresidente de Bankia y exvicepresidente económico del Gobierno, Rodrigo Rato, ha tildado de “innecesaria e “infundada” la petición de un particular de que ingrese en prisión y ha criticado las acusaciones que hace, de manera “obstinada y obsesiva”, para solicitar que se le impongan medidas cautelares.

En un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, la defensa del exbanquero solicita a la Audiencia Nacional que desestime el recurso de un afectado pidiendo que se le encarcele o, de forma subsidiaria, que el juez Fernando Andreu o la Sala de lo Penal le retiren el pasaporte, con la prohibición de abandonar el territorio nacional sin expresa autorización judicial y previa exposición de motivos del viaje, el destino y el tiempo de ausencia.

“Algunas acusaciones –de manera obstinada y obsesiva– sienten la necesidad de reiterar cíclicamente la solicitud de adopción de medidas cautelares de naturaleza personal frente a Rato”, explican sus abogados, para considerar “improcedente” esta petición puesto que Andreu ya rechazó ordenar su entrada en la cárcel.

“Gran alarma social”

Una acusación particular, personada en la causa en la que se investiga la fusión y salida a Bolsa de Bankia, solicitó esta medida al entender que concurre un riesgo de fuga y de ocultación de pruebas y de bienes que podría perjudicar la “buena” instrucción del proceso, “a lo que hay que añadir la gran alarma social que toda esa conducta investigada de Rodrigo Rato está produciendo en la sociedad”.

En su escrito, este afectado defiende que no se trata de una cuestión de “ejemplaridad”, “escarmiento” ni del “cumplimiento anticipado de una posible pena”, sino de que el proceso sea “eficaz” en aras a evitar una posible fuga o desaparición de bienes. “Y eso no son, con todo el respeto, razones apócrifas”, ha respondido al juez Andreu.

Además, la acusación ha advertido de que la fianza civil impuesta en el ‘caso Bankia’ irá aumentando a medida de que se sumen más accionistas perjudicados y ha mostrado su “temor” a que Rato intente hacer desaparecer su patrimonio a través de la interposición de testaferros o de operaciones ficticias que impidan reparar a los pequeños ahorradores.

Testaferros para no reparar a los pequeños ahorradores

“Nos preguntamos nuevamente como responderá de esas ampliaciones que evidentemente se producirán si hace desaparecer sus bienes. Ese temor es racional y objetivo, ya que en libertad puede con el ánimo de no perder su patrimonio, hacerlo desaparecer mediante la interposición de testaferros u operaciones ficticias que creen velos jurídicos que impidan los altos fines de la reparación en Justicia de los perjudicados”, expone en su recurso, que deberá estudiar la Sala lo Penal después de que Andreu rechazara esta medida.

Por último, recuerda que Rato se ha desplazado en diversas ocasiones a Suiza, “considerado un paraíso fiscal”, lo cual induce a pensar “razonable y objetivamente que esos viajes no son por motivos turísticos, sino por motivos de intereses económicos que tenga en aquel país aunque sea a nombre de terceros”.

Rato se encuentra imputado en la Audiencia Nacional en el procedimiento en el que se investiga la fusión y salida a Bolsa de Bankia por los delitos de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida.

También se le atribuyen los delitos de administración desleal o apropiación indebida en la pieza separada sobre las tarjetas black opacas al fisco, en la que los ex consejeros de Bankia y Caja Madrid cargaron 15,5 millones de euros entre 1999 y 2012.